Yécora: «Me encontré mejor de lo que pensaba»

| 19 febrero 2014

Nr / Logroño
Jesús Yécora (Murillo, 1985) volvió a sentir el pasado domingo las mismas sensaciones vividas el 9 de septiembre de 2012, fecha en la que debutó en la categoría anotando un gol, de penalti, ante el Amorebieta.
Era la jornada 3 de la temporada 2012-13 y en este lapso (16 meses), el central ha tenido tiempo para coleccionar más de mil minutos en la categoría y un rosario de lesiones.
Su debut se vio interrumpido por las constantes molestias en su rodilla izquierda, que le impidieron tener continuidad. El año pasado disputó trece jornadas hasta que a finales de abril, en Las Gaunas y con laPeña Sport como rival, volvió a romperse la rodilla izquierda. Los ligamentos dijeron basta.
El murillense pasó por el quirófano el 6 de mayo y, hasta el pasado domingo, no volvió a pisar el césped. Una larga espera, casi tanto como la de Salazar, el otro damnificado de la pasada temporada que, a esta mediados de la presente, no ha vuelto a sentirse futbolista.
Entre convalencia, recuperación y parones para fortalecer la rodilla y evitar sobrecargas, Yécora no se reintegró a la disciplina de grupo hasta finales del año pasado. Ante el Racing le llegó la oportunidad tanto tiempo esperada, en un puesto sometido a muchas turbulencias (Miguel ha tenido que ejercer de central ante las lesiones de Yécora y Salazar, entonces, y ahora la de Metola y las sanciones a Moya y Ledo).
«La verdad es que las sensaciones fueron muy parecidas a las del debut», rememora, «fluctuaban entre la ilusión por volver a jugar y el miedo de saber cómo iba a responder».
Una vez asentado en el césped, no dudó en buscar el contacto ni rehuyó la porfía con los Koné, Mariano y compañía que cayeron por su demarcación. «Jugando no pensé mucho en la rodilla. Llevaba más de tres meses trabajando con el grupo y sabía que estaba bien. No tenía molestias ni inflamaciones, no dudé en ir al choque porque sabía que me las articulaciones me iban a responder bien».
En lo estríctamente futbolístico, también quedó satisfecho con la prueba. No festejó ningún gol pero cumplió ante el principal favorito al ascenso:«En ese sentido sí que tenía dudas porque no es lo mismo entrenar que jugar. El ritmo es muy diferente y encima el Racing era líder. Creo que no tuve errores significativos. Me encontré mejor de lo que pensaba», se sinceraba.
Exento de lesiones de importancia a lo largo de toda su carrera, ésta ha sido la más aparatosa. «Con ésta he tenido bastante, la verdad. A ver si hay suerte y aguanto para todo lo que queda porque hay que pensar siempre en positivo», sonreía un futbolista que, junto a Salazar, personificó el calvario padecido el pasado año por la SDL. Esta temporada, como recuerda Yécora, «sólo Jorge Herreros» ha sufrido una tan grave.
Con el ‘9’ ya reestablecido (ha jugado los tres últimos encuentros, ante la Cultural y Racing como titular), la SDL afronta un final de temporada plagado de exigencias. No obstante, el riojano comparte la opinión del vestuario blanquirrojo: se puede lograr con la permanencia.
«A pesar de los resultados, llevamos una línea constante. Quizás al principio los goles nos entraban más fácil, teníamos más puntería y ahora nos cuesta más afinar», resume. «Tenemos que seguir en esta línea. Estamos jugando bien. Si ante el Caudal lo hacemos como frente al Racing, lo sacaremos adelante», se despide.

El central Yécora, en acción en un amistoso con Osasuna.

Etiquetas: , , ,

Categoría: Deportes

Comentarios cerrados