Una encuesta concluye que Ayuda a Domicilio es un servicio muy valorado entre los logroñeses

| 28 enero 2014
La concejala Paloma Corres. /NR

La concejala Paloma Corres. /NR

NR/ Logroño

Una encuesta realizada entre usuarios concluye que el Servicio de Ayuda a Domicilio es un servicio muy valorado entre los ciudadanos logroñeses, según datos que ha dado a conocer este martes la concejal de Familia y Política Social, Paloma Corres.

   Se trata de un programa que cuenta con 1.581 usuarios, de los que se seleccionaron para la muestra de 381. La selección de la muestra fue aleatoria. 96 eran hombres y 279 mujeres. Las características de las personas seleccionadas son las siguientes:161 personas no son dependientes; 49 tienen grado I; 81 grado II y 84 grado III.

   Respecto al servicio que reciben, el 24 por ciento de los encuestados recibe servicio de atención personal; el 51 por ciento de atención doméstica y el 24,3 por ciento reciben una combinación de atenciones personales y domésticas.

   Entre las conclusiones, Corres ha destacado que casi el 90 por ciento de las personas encuestadas entiende que el servicio responde a sus necesidades; el 74,15 por ciento responde que el tiempo concedido al servicio es suficiente y el 89,9 considera que el horario es adecuado. Además, el 67,4 por ciento de los encuestados considera que el servicio responde a sus peticiones y sugerencias y el 88,76 por ciento dice que los cambios del servicio del SAD se notifican con antelación.

   En cuanto a la información facilitada por la coordinadora de la empresa, el 88,76 por ciento considera que se da una información adecuada o muy adecuada y que el trato es adecuado o muy adecuado para el 89,5 por ciento de los usuarios encuestados.

   Respecto a las auxiliares que dispensan los servicios, el 95 por ciento de los encuestados dicen que son puntuales; el 98,5 por ciento que la auxiliar le trata con amabilidad y el 97,38 que esta persona es discreta. Respecto a la atención de los auxiliares sólo un encuestado dice que no realiza adecuadamente la atención personal y doméstica. Respecto al buen trato por parte de la auxiliar, sólo dos personas dicen que no lo reciben.

   Por otro lado, el 91,8 por ciento de los encuestados manifiestan una buena o muy buena valoración del servicio.

   En palabras de Paloma Corres, “en general las personas encuestadas están bastante satisfechas con el servicio que reciben y con el personal que les atiende y parecen valorarlo como un servicio de calidad que responde a sus necesidades”.

   No obstante, la Concejalía de Familia y Política Social ha analizado algunos de los aspectos percibidos por los usuarios con menor satisfacción, para proponer medidas y mejorar el servicio. El objetivo es poder “subsanar todos los aspectos cuestionados”.

   Para ello, el Consistorio establecerá protocolos de actuación con las empresas prestadoras del servicio para que corrijan la insatisfacción percibida en relación a la frecuencia de cambios de horario y de auxiliares. Además, se valorarán las necesidades de los cuidadores y su satisfacción con los apoyos municipales prestados desde el programa de Respiro Familiar.

   Por otro lado, en palabras de Corres, se revisará de forma periódica, como se viene haciendo hasta ahora, la situación de las personas dependientes para valorar las carencias que se pueden detectar en su atención a fin de poder estudiar mayores intensidades u otros apoyos complementarios. “Además, se reforzarán los apoyos a los cuidadores de personas en situación de dependencia”, ha añadido.

   Cabe recordar que este servicio (SAD) estrenó contrato en marzo de 2012 con numerosas mejoras. Fue reforzado con una nueva normativa, en palabras de Corres, “más garantista, más concreta, más protectora, más preventiva, más moderna, con niveles adicionales de protección y de mayor calidad (garantizar la calidad e intensidad del mismo y el equilibrio territorial y la igualdad de oportunidades de todos los ciudadanos, atención a la infancia y servicios urgentes)”.

   El SAD es una prestación social por la que el Ayuntamiento de Logroño proporciona atenciones de carácter personal, socioeducativo y doméstico a la unidad de convivencia, en su propio domicilio, para procurar su bienestar y la permanencia en su entorno social natural.

   El Ayuntamiento de Logroño atiende, a través del Servicio de Ayuda a Domicilio, a personas o situaciones no contempladas por la Ley de Dependencia en el marco de su nivel de protección adicional. Para determinar estas situaciones y que las personas puedan acceder al servicio, una comisión se reúne regularmente y dictamina (el Consistorio la creó en 2012 con el nuevo contrato y gracias a ella muchas personas han podido acceder al SAD a pesar de no cumplir el nivel de dependencia fijado por ley).

   Así, además de adaptar las intensidades semanales, Paloma Corres ha informado de que el Ayuntamiento de Logroño tendrá en cuenta la capacidad económica de las personas dependientes -sus ingresos- y no de las unidades familiares como hasta ahora, lo que redundará en la revisión de cuotas de buena parte de los usuarios y que se materializará en una rebaja de las mismas.
Así, los menores no abonarán dinero por el servicio.

   Otra de las mejoras incorporadas en el servicio es la inclusión de más tramos en los porcentajes para pagar la hora de SAD. El pago depende de la renta mensual per capita e incluye tarifas desde 0 euros hasta 8,40 (con cuotas de 0; 0,42; 0,84; 1,68; 2,52; 3,36; 4,20; 5,04; 5,88; 6,72; 7,56 y 8,40 euros/hora).

   Los cambios: antes los ingresos económicos de 878,64 euros en adelante pagaban todos 8,40 euros la hora -los ingresos inferiores, de 319,51 a 798,67 euros, abonaban de 0 a 5,04 euros la hora en las franjas anteriormente citadas-

   En los ingresos a partir de 878,64 euros se abonará desde 5,04 euros hasta 8,40 euros como máximo (el cien por cien del servicio). Este cambio también redundará en un ahorro para muchos usuarios. Para el resto de rentas -por debajo de 878,64 euros- el precio del servicio quedará igual.

   Por último, Corres ha incidido en que el Ayuntamiento de Logroño revisará, de oficio, las situación de todos los usuarios del servicio para poder aplicar las mejoras económicas.

   El año pasado, el Ayuntamiento atendió a 1.872 personas y el número de horas prestadas fueron 299.199 y se repartierom 26.432 comidas y cenas.

   En concreto, 1.227 tenían algún grado de dependencia, y sin grado 645.
Entre los atendidos hay dependientes 1.227; en exclusión 28; menores 8 y otros 609.

Categoría: Logroño

Comentarios cerrados