Un parque de Logroño acogerá desde esta primavera el ‘pozo de los chupetes’

| 10 marzo 2014
El concejal Jesús Ruiz Tutor./NR

El concejal Jesús Ruiz Tutor./NR

NR/ Logroño

El concejal de Medio Ambiente, Jesús Ruiz Tutor, ha presentado este lunes el proyecto que se desarrollará esta primavera, hacia el mes de abril, para que los niños logroñeses de corta edad tengan un lugar donde desprenderse de los chupetes, que será conocido como ‘pozo de los chupetes’.

El espíritu de este proyecto es que, cuando llega el momento de que los pequeños dejen de usar el chupete, dispongan de un lugar donde depositarlos, en lugar de tirarlos a la basura. Según ha explicado Ruiz Tutor, es como un viaje para los pequeños, que se trasladarán allí desde sus casas para tirar el chupete y, por otra parte, dejan de ser bebés cuando abandonan el chupete.

Esta entrañable iniciativa existe en numerosas ciudades europeas, bien en forma de pozo, como el caso de Logroño, o en forma de árbol.

El origen del proyecto en nuestra ciudad se remonta a principios de 2013, cuando una madre de Logroño leyó un artículo sobre ‘El árbol de los chupetes en Sevilla’. A partir de ahí comenzó a investigar y comprobó que esta iniciativa existía en diferentes ciudades europeas. En  julio de ese año creó un grupo en la red social facebook y promovió la idea de que Logroño dispusiera de un espacio de estas características para lo que se comenzaron a entablar conversaciones con el Ayuntamiento que ahora han dado sus frutos.

Características del pozo de los chupetes

El pozo se habilitará en un parque de Logroño, que se elegirá a través de la página web del Ayuntamiento (www.logroño.es) entre una terna de localizaciones: Parques de la Ribera, González Gallarza y del Carmen. El plazo para elegir la ubicación del pozo finalizará el próximo 21 de marzo.

El lugar donde se instalará el pozo tiene que ser una zona de tierra dentro de uno de los parques de la ciudad y se fabricará con material sobrante de obras del ayuntamiento de Logroño y con personal municipal, por lo que no necesitará un importante desembolso económico.

El pozo tendrá la altura aproximada de un niño de uno o dos años y en su interior habrá una rejilla, a través de la cual se colarán los chupetes y podrán verse, pero no podrán ser recuperados. Se pretende que el pozo esté delimitado por un pequeño vallado, ya que la idea es que en torno al ‘pozo de los chupetes’ se realicen diversas actividades complementarias destinadas a las familias logroñesas.

La razón por la que se ha elegido un pozo en vez de un árbol es por la experiencia detectada en otras ciudades, donde el árbol que sustentaba los chupetes iba perdiendo vigor a medida que se compactaba el suelo por el uso, al tiempo que se degradaba el aspecto del propio árbol.

El ‘pozo de los chupetes’ promoverá el amor por la naturaleza, se convertirá en un punto de encuentro familiar, un símbolo para los niños de Logroño, así como un ejemplo del interés por la infancia y de la sensibilidad con las necesidades de los más pequeños.

Categoría: Logroño

Comentarios cerrados