Un experto cree que la jurisdicción voluntaria ayudará a agilizar la Justicia

| 7 febrero 2014

Seminario Jurisdicción Voluntaria 001EFE/ Logroño

El comisionado de la Dirección de Registros y Notarios, José María de Pablos, cree que la futura ley de jurisdicción voluntaria contribuirá a agilizar la Justicia, ya que descargará determinadas funciones que realizan los jueces, que pasarán a desempeñar los notorios y secretarios judiciales.

De Pablos, quien también es registrador de Sevilla, ha informado este viernes del anteproyecto de Ley de la Jurisdicción Voluntaria en un seminario organizado por la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR) en Logroño.

En declaraciones a los periodistas, De Pablos ha explicado que esta futura norma está pensada para que “los jueces se dediquen a juzgar y ejecutar lo juzgado”, como establece la Constitución.

Ha informado de que el anteproyecto plantea un reparto de competencias entre los jueces y secretarios judiciales, pero también afecta a la modificación de una serie de cuerpos legales.

En este contexto, ha explicado que el anteproyecto, que se prevé que pueda entrar el próximo mes de junio en el Congreso de los Diputados para su tramitación, plantea que los notarios, como funcionarios públicos con una preparación “absolutamente contrastada”, puedan realizar determinadas funciones que actualmente realizan los jueces.

Entre estas funciones, ha citado la posibilidad de que una declaración de matrimonio se pueda realizar ante un notario, sin perjuicio de que también la pueda tramitar un alcalde, un concejal o un representante del Registro Civil.

Otras competencias que el anteproyecto atribuye a los notarios es la separación y el divorcio, siempre y cuando no existan hijos menores o sometidos a un régimen de capacidad judicialmente complementado, ha informado De Pablos.

Además, el anteproyecto también otorga una serie de funciones a los secretarios judiciales, como declaraciones de ausencia o fallecimientos, ha explicado De Pablos, quien ha dicho que los jueces se quedarán con resoluciones que afectan al estado civil de las personas.

Respecto al pago de los costes de los trámites que se hagan en las notarías y que actualmente se realizan en los juzgados, cree que cuestiones de la justicia gratuita se tendrán en cuenta en este traspaso de competencias.

El consejero de Justicia del Gobierno de La Rioja, Emilio del Río, quien también ha asistido a la inauguración de la jornada, ha destacado el alcance de esta reforma, ya que ha informado de que en España entran cada año unos diez millones de asuntos en los tribunales, lo que refleja “un exceso de litigiosidad” conforme a al población actual española.

Por ello, ha afirmado que esta medida es una más de las reformas del sistema judicial acometidas por el Gobierno de España y que, en este caso, trata de conseguir que “los jueces se dediquen a juzgar y a ejecutar lo juzgado”.

El consejero ha defendido que “habrá que arbitrar” mecanismos para que los procedimientos judiciales que pasen a ser competencia de los notarios no supongan un coste para los ciudadanos.

El director de Relaciones Institucionales de la UNIR, Mariano Vivancos, ha destacado la importancia de esta nueva norma, que trata de sacar de la legislación procesal procedimientos que, en principio, pueden realizar otros operadores jurídicos, que son fedatarios públicos.

Se trata, según Vivancos, de “acercar la justicia al ciudadano y agilizarla”.

En esta jornada también han participado los presidentes del Parlamento riojano, José Ignacio Ceniceros, y de la Audiencia Provincial de La Rioja, Alfonso Santiesteban; el fiscal superior de La Rioja, Enrique Stern; y algunos diputados de la Comisión de Justicia del Congreso, como Conrado Escobar (PP), Beatriz Escudero (PSOE) y Emilio Olabarría (PNV).

Categoría: La Rioja

Comentarios cerrados