UGT critica la deslocalización de Adhorna Prefabricados después de que el TSJR anule el cierre de la planta

| 28 enero 2014

NR/ Logroño

MCA-UGT ha criticado, a través de un comunicado, la práctica “legal” que está ejecutando la empresa ‘Adhorna Prefabricados’ (antigua ‘Postes Nervión’) con la “deslocalización” efectiva de su producción después de que el propio TSJR anulara “el despido colectivo y el cierre de la planta de Logroño, situada en el polígono Cantabria II de Logroño”.

   Concretamente, Adhorna-Grupo Elecnor cuentan con 6 plantas de fabricación (y dos oficinas) distribuidas en distintas Comunidades, todas ellas dedicadas a la fabricación y venta de prefabricados de hormigón en general y productos de materiales composites.

   En el caso de Logroño, la fábrica cuenta con 14 empleados y en ella se puede fabricar toda la gama de profabricados de hormigón excepto postes para líneas eléctricas. En los tres últimos años, la actividad de este centro corresponde con el suministro de prefabricados de hormigón para la construcción de la línea de alta velocidad de la denominada ‘Y vasca’ debido a que se trata del centro más próximo a dichas obras.

   Sin embargo, el pasado 6 de mayo de 2013, la empresa comunicó al delegado de MCA-UGT su intención de extinguir los contratos de los 14 trabajadores y cerrar la planta, “alegando dificultades económicas y productivas, y derivando la actividad productiva del
centro de Logroño a otros centros como el sito en Valladolid”.

MOTIVOS “FALSOS”

   MCA-UGT consideró que los motivos alegados eran absolutamente “falsos” puesto que “se está realizando en el centro las obras de la “Y Vasca” con la tecnología correspondiente y con un personal adecuadamente formado” y tampoco se ofrecía una alternativa ni plan de viabilidad alguno, por lo que se trata de una “deslocalización de la producción en toda regla, efectuada para reducir los costes laborales”.

   Así las cosas, los servicios jurídicos de UGT procedieron a impugnar el despido colectivo ante el TSJR que dio la razón a los trabajadores obligando a la empresa a continuar con su funcionamiento y reincorporar a los trabajadores afectados a sus puestos de trabajo a partir del 16 de diciembre de 2013 con el consiguiente abono de los salarios no percibidos.

   Sin embargo, la empresa, “no contenta con la sentencia, procedió a comunicar a los trabajadores que, a partir de la misma fecha de reincorporación pasarían a disfrutar de los días de vacaciones generados
durante el 2013, reincorporándose el 8 de enero de 2014”.

   Una reincorporación que tampoco pudo hacerse efectiva en esa fecha puesto que la empresa volvió a comunicar a sus trabajadores que a partir del 8 de enero de 2014, disfrutarían de un permiso “retribuido mientras dilucidaba un nuevo expediente de extinción debido a motivos productivos”.

   En definitiva, un total “despropósito” que MCA-UGT de La Rioja ha procedido a denunciar ante la Inspección de Trabajo puesto que se trata de una “deslocalización llevada ya a cabo para reducir costes laborales
mientras se mantiene a los trabajadores inactivos para impedir la propia aplicación de la sentencia”.

   El sindicato entiende que la Autoridad Laboral tiene que resolver de una vez por todas una situación que deja a los trabajadores “absolutamente indefensos aún con una sentencia que les da la razón”. Por ello insisten en que compruebe que se ha vaciado “ilegalmente” de contenido y actividad al centro de Logroño a favor del sito en Valladolid e instando a frenar estas prácticas ilegales que se siguen produciendo en La Rioja, a pesar de que el propio Gobierno regional insista en negar la realidad de muchas empresas que desvían su actividad a otras Comunidades para reducir injustamente los costes laborales.

Categoría: La Rioja

Comentarios cerrados