Tapies, El Paso y El Informalismo acercarán el arte contemporáneo desde Haro

| 4 abril 2014

Museo del Torreón 003EFE/Logroño

Un total de 31 obras de Tapies, El Paso y el Informalismo protagonizarán la primera exposición del Museo Contemporáneo de El Torreón de Haro, que se inaugurará el próximo día 11, y que permitirá acercar al público en general y a los escolares este tipo de arte.

El consejero de Cultura, Gonzalo Capellán, el director general de Cultura, José Luis Pérez Pastor, y la directora del Museo de La Rioja, María Teresa Sanchez Trujillano, han presentado este viernes, en una rueda informativa, este proyecto del Museo Contemporáneo de La Rioja El Torreón de Haro.

Capellán ha desvelado que la muestra “Tápies, El Paso y El Informalismo”, de la “extraordinaria” colección Yera, contiene piezas únicas y es un buen ejemplo de “colecciones particulares a las que no tiene acceso el gran público, pero que, gracias a la iniciativa que las reúne en el proyecto 9915, buscan el disfrute social del arte”.

“La muestra parte de la obra de Tapies como referencia esencial e incluye también obras de uno de los colectivos artísticos más significativos del arte español de la segunda mitad del XX ‘El Paso’, como Antonio Saura, Manuel Mompó y Luis Feito, entre otros”, ha apostillado.

Las obras de la exposición, que podrán visitarse hasta el 22 de junio, fueron realizadas en distintos momentos de la trayectoria artística de sus autores, desde los años 50 hasta los 90 del siglo pasado.

Todas ellas estuvieron vinculadas con el desarrollo de un lenguaje plástico que acercó el cerrado circuito artístico del momento español a las tendencias del resto de Europa y Estados Unidos, según Capellán.

Ha precisado que, además, “todos ellos se consideran herederos de las preocupaciones estéticas, filosóficas y literarias de la Generación del 98 y expresaron su preocupación y compromiso con la situación sociopolítica del momento”.

Los responsables de la exposición, que es la primera vez que muestra todas estas obras juntas, estudiarán su itinerancia por otras ciudades españolas e, incluso, por el extranjero.

La exposición ha sido coordinada y producida por Sánchez Trujillano, que ha contado con la colaboración del Museo Würth para su comisariado en la persona de su directora, Silvia Lindner.

Capellán ha insistido en que el objetivo es “acercar el arte contemporáneo al público en general y, muy en especial, a escolares, ya que en muchas ocasiones las obras más cercanas en el tiempo son las que más lejos se sienten”.

Ha añadido que el arte contemporáneo es el menos conocido y, en ocasiones, genera cierta “incomprensión”, “fobia” y “miedo” a este tipo de arte al pensar que no se comprende.

Por ello, “el Museo trabajará por hacer más comprensible este periodo artístico”, para lo que llevará a cabo este año un programa didáctico dirigido a escolares y estudiantes de Bachillerato de Humanidades y Artes, con el fin de que se aproximen a la segunda mitad del siglo XX en España a través del arte como reflejo de la sociedad y la cultura.

Ha señalado que el Museo de El Torreón perseguirá facilitar el conocimiento directo, la comprensión y el disfrute del arte del siglo XX, que “supuso una revolución plástica y estética, nuevos lenguajes y formas de expresión, pero que son perfectamente accesibles si los contextualizamos y explicamos adecuadamente”.

Con esta exposición, El Torreón inicia una línea de colaboración con colecciones privadas que permitirán ir mostrando variadas muestras temporales de alto nivel en el Museo y “convertirlo en un espacio vivo, que albergue diferentes movimientos contemporáneos y que estará en constante renovación, con la finalidad de que sea atractivo y atraiga numerosos visitantes”.

Esta apuesta por el arte contemporáneo permitirá, además, apreciar el valor de un emblemático edificio del patrimonio histórico-artístico de La Rioja, el Torreón medieval del siglo XIII, que preside la plaza de la Paz de Haro, último vestigio de la antigua muralla y que ha sido plenamente restaurado, ha dicho.

Categoría: La Rioja

Comentarios cerrados