Sanz y Martínez-Portillo abogan por la eficacia de los servicios en Calahorra

| 22 enero 2014
Pedro Sanz con el nuevo alcalde de Calahorra. /NR

Pedro Sanz con el nuevo alcalde de Calahorra. /NR

NR/ LOGROÑO

El presidente del Gobierno riojano, Pedro Sanz, y el nuevo alcalde de Calahorra, Luis Martínez-Portillo, acordaron este miércoles colaborar para aumentar la eficacia en la prestación de servicios a los calagurritanos. Sanz y Martínez-Portillo mantuvieron ayer su primer encuentro institucional para tratar la colaboración y el trabajo común de ambas administraciones en la prestación de servicios a los calagurritanos. El presidente del Gobierno riojano consideró «muy positivo» el encuentro y valoró «la apuesta, pasión y conocimiento del nuevo alcalde por Calahorra, para que la ciudad sea protagonista en este siglo XXI».

También reiteró que el Gobierno riojano mantiene con Calahorra el «compromiso que siempre ha tenido con la ciudad, la segunda más importante de La Rioja y capital de la Rioja Baja» porque cree que es «una ciudad que presta servicios y tiene gran tradición cultural, histórica, empresarial y turística». En este sentido, Sanz destacó que la actuación del Ejecutivo riojano se ha centrado en «dotar a Calahorra de los servicios que los propios ciudadanos han reivindicado, como el hospital, el puente de la Catedral o el hogar de mayores, actuaciones que han transformado la ciudad».

El alcalde de Calahorra señaló que la reunión se incluye en la relación que ha existido entre el Ejecutivo riojano y el ayuntamiento, que ha calificado de «estrecha y acorde con las necesidades que siempre han tenido los calahorranos». Aseguró que «la sintonía entre las administraciones va en beneficio de todos los riojanos y calahorranos».

Ambos mandatarios han señalado que esta colaboración y cooperación entre las Administraciones regional y local se materializará en algunos proyectos concretos tratados en la reunión de hoy y en los que pronto comenzarán a trabajar las Consejerías competentes en cada materia y el consistorio calagurritano.

Entre estos proyectos, Luis Martínez-Portillo destacó el impulso definitivo a la puesta en marcha del polígono industrial de SEPES ‘El Recuenco’, la proyección de una nueva estación de autobuses y la construcción de una veintena de viviendas de protección oficial en la Casa de las Medranas.

También se referió a actuaciones sobre el patrimonio, como la construcción de un muro de contención en la iglesia de San Francisco, y a la declaración de las cloacas de la ciudad como Bien de Interés Cultural.

Por último, subrayó que el Ayuntamiento de Calahorra quiere continuar impulsando eventos, como la Semana Santa y las Jornadas de la Verdura, por lo que ha solicitado al presidente del Ejecutivo su apoyo, especialmente «en la solicitud planteada para que la Semana Santa sea declarada de interés turístico nacional».

Categoría: La Rioja

Comentarios cerrados