Sanz destaca que el Alcázar de Nájera ofrece un nuevo espacio de ocio

| 7 febrero 2014

SANZ Recuperación integral del entorno del Alcázar en Nájera 04NR/ Logroño

El presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, ha resaltado este viernes que la recuperación y acondicionamiento del entorno del Alcázar de Nájera “permitirá restaurar un espacio histórico para ofrecer a los vecinos y a los visitantes una amplia zona de ocio y recreo, además de un nuevo atractivo turístico”.

Sanz ha hecho estas declaraciones en la presentación de este proyecto que promueve el Ayuntamiento de Nájera, con un presupuesto de 99.173 euros, financiado al 75 % a través del enfoque Leader, uno de los ejes del Programa de Desarrollo Rural de La Rioja.

En este acto también han participado la alcaldesa de Nájera, Marta Martínez, y el director general de Política Local y presidente del Centro Europeo de Información y Promoción del Medio Rural en La Rioja (CEIP), José Miguel Crespo, según ha detallado el Gobierno regional en una nota.

Este proyecto prevé la recuperación y el acondicionamiento de cinco áreas: el cementerio viejo de Nájera y las escaleras de acceso al mismo y al Alcázar, las traseras de la calle San Jaime, también conocida como Era de Manuel Tejada, el yacimiento arqueológico del Alcázar, las Eras del Alcázar o Mirador de las Eras y la zona de acceso a las cuevas artificiales del castillo.

“Esta intervención contribuirá a mejorar y ampliar la oferta turística y recreativa de la ciudad en una zona que se encuentra en las inmediaciones del Camino de Santiago”, ha Sanz, quien ha hecho hincapié en los beneficios medioambientales, patrimoniales, culturales y turísticos que reporta esta actuación.

Esta iniciativa ha recibido una valoración favorable por parte del CEIP, por su contribución al desarrollo económico y social y a la mejora de la calidad de vida, así como a la conservación y mejora del patrimonio rural.

Los trabajos para la recuperación de estos espacios incluyen la limpieza y mejora de los accesos, además de la instalación de alumbrado público, mobiliario urbano y elementos de seguridad para que las visitas y los recorridos no revistan peligro.

Además, se realizará un seguimiento arqueológico en todos los movimientos de tierras y en las intervenciones de las estructuras de la zona.

En el cementerio viejo, que data del siglo XVII y fue abandonado en 1889, se arreglarán las escaleras de acceso y el camino que lleva hasta él, se eliminarán las construcciones en ruinas y se instalará iluminación.

En la Era de Manuel Tejada es donde se puede apreciar una pequeña muestra de lo que era el Alcázar y donde se reparará una parte del talud construido artificialmente para el trabajo agrícola.

El yacimiento del Alcázar, donde no se prevé en esta fase sacar nuevos restos, recuperará los taludes que tenía en la base, ya que el desnivel constaba de cinco muros paralelos para salvarlo, se colocarán medidas de seguridad para acabar con las pintadas, se instalarán paneles informativos y se iluminará la zona colocándose mobiliario urbano.

En las Eras del Alcázar o Mirador de las Eras, se recreará la zona de esparcimiento que fue en su tiempo para los najerinos, se mejorará el acceso, incluso con un paso escalonado de mampostería y se colocarán bancos y papeleras y un vallado de madera desde donde poder ver la ciudad sin peligros.

Finalmente, en la zona de acceso a las cuevas se renovará el vallado, que está muy estropeado, se repondrá la puerta de acceso y se colocarán paneles informativos.

Categoría: La Rioja

Comentarios cerrados