Sanz destaca la labor de integración del centro de menores Virgen Valvanera

| 5 febrero 2014

SANZ Visita al Centro de Menores Virgen de Valvanera 03EFE/ Logroño

El presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, ha destacado este miércoles el trabajo en la integración social de menores que realiza el centro educativo de menores Virgen de Valvanera, que este año cumple una década de historia como espacio para el cumplimiento de medidas judiciales para jóvenes infractores.

Sanz ha visitado este centro y ha recorrido sus instalaciones junto a su directora, María Hernández; la alcaldesa de Logroño, Concepción Gamarra; y el consejero de Presidencia, Emilio del Río.

Durante la visita al centro, ubicado en el edificio conocido como “chalé de Sabas”, que data de 1932, han mantenido un encuentro con varios de los jóvenes internos mientras estos asistían a clases de albañilería y otras materias.

Sanz ha recalcado el alto grado de éxito alcanzado por el centro, gestionado por la Fundación Diagrama, ya que, según un estudio realizado, de los jóvenes que han pasado por el “Virgen de Valvanera” tan solo el siete por ciento % ha recaído en los problemas legales por los que se dictaron medidas judiciales.

Ha expresado su reconocimiento y admiración por el trabajo que realiza el equipo de profesionales que trabaja en el centro, “favoreciendo la integración social y laboral de 284 menores infractores, a los que se ha ofrecido la oportunidad de comprender el error cometido para que no lo repitan y de adquirir una formación que mejore sus posibilidades de lograr su plena inserción social”.

Sus datos indican que de los 284 menores atendidos en estos últimos diez años, solo el 22,01 % ha reingresado en algún momento después de finalizar una medida anterior y únicamente el 7,04 % ha ingresado en algún momento en un centro penitenciario tras pasar por el “Virgen de Valvanera”.

El centro, que depende de la Consejería de Presidencia y Justicia, abrió sus puertas el 28 de enero de 2004 con el fin de ejecutar el servicio de acogida y reinserción social de menores en ejecución de medidas de internamiento y de medio abierto, dictadas por el Juzgado de Menores.

Dispone de 21 plazas, 19 de ellas ocupadas en la actualidad; y cuenta con un equipo de trabajo multidisciplinar, formado por 34 personas entre psicólogos, trabajadores sociales, profesores y educadores especializados, quienes realizan un proyecto educativo individualizado para cada menor.

El presupuesto del centro asciende a 1,6 millones de euros para este y el próximo ejercicio, según el presidente autonómico, quien ha indicado que, en estos diez años de funcionamiento, ha atendido a 284 menores.

Sin embargo, como algunos han reingresado en más de una ocasión o han debido realizar distintas medidas en régimen de internamiento, abierto, semiabierto o cerrado, el número total de casos contabilizados asciende a 497, de los que 418 afectaron a chicos y 79 a chicas; y, del total, el 33 % corresponde a menores extranjeros.

También se ha referido a que, en la actualidad, se ejecutan en el centro 33 medidas y de los 19 menores en internamiento, nueve están en un régimen semiabierto, ocho en uno cerrado y dos en fin de semana; mientras que hay once en libertad vigilada.

El centro desarrolla, entre otras actividades, un programa de competencia psicosocial Jabato, en el que participan 17 menores y que fomenta el autoconocimiento, la autoestima y el pensamiento flexible como paso previo al entrenamiento de otras competencias personales.

Sanz ha destacado la importancia de los programas formativos, como el de cualificación profesional inicial de operario de electricidad y albañilería, que les permite avanzar en la integración social y laboral de los menores, dado que se trata de una formación reglada y oficial.

El “Virgen de Valvanera”, en 2013, atendió a 62 menores de entre 14 y 18 años, de los que 50 cumplieron medidas de internamiento y 12 de libertad vigilada.

De esos 62 menores atendidos, 36 eran de nuevo ingreso y 26 habían iniciado su medida judicial en años anteriores; 50 eran chicos y 12, chicas, con una edad media de ingreso de 16,25 años.

El 58,07 % era de origen español y el 41,93 %, extranjero; el delito más habitual entre los menores del centro fue el robo, en el 29,31 % de los casos; seguido del quebrantamiento de medida, en el 15,51 %; y del maltrato en el ámbito familiar, en el 13,79 %.

El Gobierno de La Rioja destinará entre 2014 y 2016 la cantidad de 596.808 euros al servicio de ejecución de las medidas en régimen abierto y reinserción social de los menores infractores en la comunidad autónoma.

También aportará 34.328 euros a la Asociación Riojana para la Atención de Personas con Problemas de Drogas (ARAD) para ejecutar las medidas impuestas por el Juzgado de Menores ante problemas de drogadicción y que el año pasado permitió la intervención con 24 menores, el 92 % de ellos eran varones.

Un total de seis menores riojanos se enviaron a entidades de fuera de La Rioja por las particularidades y características de algunas sentencias judiciales a ejecutar, como, por ejemplo, porque el juez considera positivo para el menor alejarlo de su entorno familiar y social.

Categoría: La Rioja

Comentarios cerrados