Reinician las obras en la presa de Enciso que emplearán a 180 personas

| 21 enero 2014

 

La CHE da por iniciadas las obras con los trabajos de coordinación. En febrero empezarán a llegar los primeros obreros al tajo para estar a pleno rendimiento en verano con el cuerpo de la presa. Se prevé que concluya en septiembre de 2016, para estar lista en el 2018

 

Bárbara Moreno/ Logroño

 

La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) ya da por reiniciadas las obras de la presa de Enciso. Así lo especificaron ayer desde esta entidad que indicaron que ya han iniciado la coordinación entre la dirección de obra y la empresa y están definiendo el calendario.

Así las cosas, en febrero llegarán a pie de obra las primeros trabajadores. En concreto, el jefe de obra, el encargado y algo de personal, especificaron. Y será en marzo «cuando se retomen definitivamente los trabajos físicos con acciones preparatorias, de montaje de instalaciones». Y, la intención es, siguiendo el calendario, que en verano se pueda empezar con el gran grueso de la obra, (tanto económico como costoso): el hormigonado del cuerpo de obra. Es cuando las obras estarán a pleno rendimiento, y según los datos estimados por la empresa constructora a la CHE, en ese momento se podrían estar empleando a 180 personas.

Los últimos presupuestos aprobados del Estado para La Rioja en 2014 incluyeron una partida a gastar este año de 25 millones de euros, lo que supondría un impulso a la obra.

Dos años paradas

Aunque desde la Administración indican que no se puede hablar de una paralización de la obra, porque administrativamente no han parado, lo cierto es que los trabajos a pie de presa cesaron en octubre de 2011. Las obras comenzaron en 2009 con un plazo de ejecución de 30 meses. La crisis, los recortes y las reprogramaciones afectaron a esta importante obra.

En breves semanas volverá a verse movimiento de obra y operarios en las inmediaciones de Enciso. Empezarán a montar las instalaciones para completar la planta de hormigonado y comenzarán a subir la pared del embalse, que es además la parte del trabajo más visible. Por otro lado habrá que aderezar 1.200 metros de la variante de la LR-115, y ejecutar otras obras complementarias como los desagües de fondo o las tomas de agua.

Lista para 2018

Si bien, tal y como recordaron desde la CHE, el pasado octubre solicitaron a la Dirección de Aguas del Ministerio de Medio Ambiente una ampliación de un año para la ejecución de la obra de la presa. Así las cosas, si la primera intención tras la última reprogramación era concluir la obra en noviembre de 2015, hoy por hoy, con este trámite ya concedido, la fecha de finalización de obra es para septiembre de 2016, dicen en la CHE.

A partir de esa fecha, arrancaría el periodo de la puesta en carga o pruebas de llenado. Un fase, que para una presa de estas características, tiene un periodo estimado de más de un año, (si bien depende de la pluviometría). De forma, que la cuenca del Cidacos podría estar regulada, con su pantano abierto para 2018.

Etiquetas:

Categoría: La Rioja

Comentarios cerrados