Quince detenidos, dos de ellos en Logroño, al desarticular un grupo que surtía de drogas a traficantes

| 11 marzo 2014

EFE / PamplonaDROGAS

Quince personas han sido detenidas en una operación de la Policía Nacional en la que ha quedado desarticulado un grupo que surtía de estupefacientes a narcotraficantes en diferentes puntos de la Comunidad foral, Cantabria y La Rioja.

En la operación ha sido desmantelado en Arre (Navarra) un laboratorio de adulteración de cocaína y ‘speed’ e intervenidos cuatro kilos de ‘speed’, dos de cocaína, 33 kilos de sustancias de corte y pequeñas cantidades de heroína, MDMA, marihuana, cristal y LSD, un alijo que, en el mercado ilícito, hubiera alcanzado un valor de dos millones de euros.

Junto a la droga, cuyo origen se desconoce por el momento aunque las investigaciones continúan, se ha recuperado también una pistola que había sido sustraída en 2007 a un guardia civil.

En total han sido detenidas quince personas en Logroño (2), Cantabria (2), Madrid (1) y Pamplona y otras localidades navarras (10). Tres de ellos han ingresado en prisión y el resto, todos españoles menos un croata y una cubana, está en libertad con cargos.

Entre los tres encarcelados están el presunto responsable del laboratorio, de 33 años, y su hermano de 24, ambos de Pamplona, así como un vecino de Sangüesa, acusado de distribuir la droga.

La operación ha sido calificada de “importante” por la delegada del Gobierno de Navarra, Carmen Alba, en una rueda de prensa en la que estaba acompañada del Jefe Superior de Policía, Daniel Rodríguez, y del comisario jefe de la Policía Judicial, José María Esteban.

También Daniel Rodríguez ha puesto en valor la operación, que, según ha subrayado, ha requerido de una “ardua” investigación en la que han participado una treintena de agentes de Navarra, La Rioja y Cantabria, entre otros operativos, y durante la cual se han practicado nueve registros en Pamplona, Orcoyen, Arre, Cáseda y Sangüesa, en Navarra, Calahorra (La Rioja), Torrelavega y Laredo en Cantabria y en Madrid.

En Orcoyen por ejemplo se encontraron dos kilos de cocaína y casi uno de sustancia de corte, mientras que en una vivienda de Madrid los agentes se incautaron de un kilo de sustancia de corte y de la pistola, de 9 milímetros parabellum, robada a un guardia civil.

La operación se inició en agosto del pasado año gracias a la colaboración ciudadana al sospechar del presunto responsable del laboratorio por el alto nivel de vida que llevaba sin tener “ni oficio ni beneficio”, ha explicado el Jefe Superior tras destacar las medidas tan altas de seguridad que adoptaban todos.

Aunque el hombre cambiaba mucho de domicilio se comprobó que tenía un laboratorio en un trastero comunitario ubicado en un edificio de viviendas de Arre, donde, junto a la droga intervenida, encontraron en el suelo, desperdiciados, 100 gramos de speed, que podrían haber llegado a valer 70.000 euros. “Eso indica la cantidad de droga que se ha procesado ahí”, ha subrayado el comisario jefe de la Policía Judicial.

El laboratorio contaba con material para cortar el speed con sustancias adulterantes como magnesio y cafeína, según Daniel Rodríguez, quien ha destacado además que, frente a la utilización del habitual alcohol etílico para conservar el “speed” y darle la textura adecuada, en esta ocasión usaban vodka, lo que para la Policía de Navarra es nuevo, según ha dicho.

El Jefe Superior ha calificado la operación de “éxito policial” por haber “sacado de la circulación a una lacra social”.

Categoría: La Rioja

Comentarios cerrados