Mandaluniz: «No es casualidad que en tres meses sólo hayamos ganado dos partidos»

| 19 marzo 2014

Nr / Logroño
Desde hace un mes, la afición blanquirroja está intranquila. No sólo por la marcha del equipo, preocupante, sino por el estado físico de Javier Mandaluniz (Bilbao, 1987), el inquilino habitual de la portería de la SDLdurante las primeras 24 jornadas. El vizcaíno cayó lesionado en León, a la media hora de juego, y no reapareció hasta la trascendental victoria ante el Celta B.
Eso sí, volvió ‘entre algodones’, como se dice en el argot porque su estado físico no es el idóneo aunque la clasificación obliga a acortar los plazos. Ante los vigueses evidenció molestias a la hora de efectuar el golpeó a balón parado; en Ferrol prosiguieron sin que sirva de excusa que justifique el set en contra recibido por la SDL.
La del domingo fue la derrota más abultada de los blanquirrojos en Segunda B pero la primera vez que el arquero vizcaíno recibía semejante varapalo:«Fue un día duro. Es la primera vez que me meten seis goles. El año pasado, recibí cinco en Lezama (5-0) y el domingo seis. Son las dos mayores goleadas de mi vida deportiva», rememora un guardameta que, pese a reconocer que «están siendo días complicados, es la parte amarga del fútbol aunque hay que tirar para adelante», guarda un sincero agradecimiento a la SDL«que me llamó después de un año complicado en la Real B y seis meses en los que estuve de parón».
«Necesitaba continuidad» y la encontró en Logroño pero, el pasado domingo, recibió un duro varapalo. «Puede parecer una paradoja pero las sensaciones, personales, están siendo buenas. Hasta la semana pasada había recibido 27 goles en 25 partidos, que no son malas cifras», tira de memora. «Sin embargo, de nada sirve estar contento con el rendimiento personal si al final no se remata con la permanencia», apunta.
Inamovible en el arco durante toda la temporada -salvo los partidos que se perdió por lesión ante Racing, Caudal y Compostela, más el citado de León- Mandaluniz no duda en reconocer que la SDL tiene un problema: «No es casualidad que sólo hayamos logrado dos victorias en los últimos tres meses y medio. Pero tenemos que ser optimistas. Si algo tiene bueno este equipo es el compromiso de la plantilla, que corre y lucha y eso en Segunda B es muy importante. Pese a la mala racha, no estamos en descenso y eso quiere decir que otros tampoco están para tirar cohetes».
Mientras ‘Manda’ trata de explicar la mala racha «porque quizás físicamente hemos pegado un bajón», él se encuentra «prácticamente recuperado al cien por cien» de su contractura, que le dañó el recto-anterior y el abductor. «Es cierto que en los dos últimos partidos no he podido sacar de puerta y que, en ese sentido, estaba condicionado. Ha sido una contractura fuerte, complicada. Noto una gran mejoría y espero estar al 100% para el domingo si Abadía lo considera oportuno». Lo hará.

Levantarse de nuevo
Volviendo a lo colectivo, el bilbaíno, partidario de ver siempre la botella medio lleno, recuerda que hasta la fecha la SDLsiempre ha resuelto todas las finales que ha dispuesto, pese a que los antecedentes invitaban al desaliento. «Es curioso pero cuando el pasado año fuimos goleados, siempre dábamos la talla a la semana siguiente. Este año, el Compostela nos hizo tres pero ante el Celta B ganamos y ahora viene el Sporting,  después de que el pasado domingo nos metiera seis el Ferrol. ¡A ver si esta vez lo podemos repetir!».
Porque aunque el partido ante el filial rojiblanco reviste la misma importancia que el choque de hace dos semanas ante los celtiñas, Mandaluniz huye de todo calificativo altisonante:«Es un partido importante, pero no hay que darle más vueltas. No es una final. Si salvamos los tres partidos de casa está claro que tendremos la permanencia prácticamente conseguida pero creo que vamos a ser capaces de ganar fuera, aunque este año sólo lo hayamos hecho una vez». Porque el fútbol es «imprevisible», como la SDL.

Etiquetas: , , ,

Categoría: Deportes

Comentarios cerrados