Los empresarios riojanos constatan un final de año peor de lo esperado

| 16 enero 2014
El presidente de la Cámara de Comercio de La Rioja expuso los datos. NR

El presidente de la Cámara de Comercio de La Rioja expuso los datos. NR

EFE /Logroño

Los empresarios riojanos constataron un final de año negativo, peor de lo esperado, especialmente en el sector industrial y en el turismo debido a la debilidad de la demanda y el consumo interno.

Esa es una de las principales conclusiones de la Encuesta de Coyuntura Empresarial correspondiente al cuarto trimestre del año que elabora la Cámara de Comercio de La Rioja mediante preguntas a empresarios riojanos de diferentes sectores

Esta institución ha presentado este jueves los resultados de la Encuesta en una conferencia de prensa en la que ha detallado las principales conclusiones referidas a la industria, la construcción, el comercio y a “otros” sectores.

De media entre todos los sectores, un 16 % afirmó haber aumentado su cifra de negocio en esos meses, frente a un 51 % que dijo haberla reducido; un 15 % dijo haber creado empleo, mientras que un 30 % lo redujo; un 21 % subió sus precios y un 27 % los redujo; y un 5 % incrementó su inversión mientras que un 34 % la redujo.

Por sectores, el industrial cerró el año 2013 con peores datos de lo esperado ya que los empresarios confiaban en remontar un tercer trimestre “muy negativo”, pero solo un 31 % de los entrevistados dijo haber aumentado sus ventas, frente a un 44 % que las bajó.

El nivel de empleo se mantuvo en más de la mitad de las industrias, lo mismo que los precios y la inversión; la debilidad de la demanda es el factor que más limita la marcha de este sector, según los encuestados.

La construcción se mantiene “plana” en La Rioja, según el resultado de esta encuesta, dado que la gran mayoría de empresas mantuvieron su nivel de ventas, empleo, precios e inversión; el 94 % aludió a la debilidad de la demanda como factor que limita su desarrollo.

Dentro de la tendencia negativa, el comercio fue el sector que presentó mejores datos, no por lo positivo, sino porque no se perdieron ni ventas ni empleo y se mantuvieron precios e inversión.

El sector, por el contrario, que peor se comportó fue el del turismo, aunque es algo habitual en ese trimestre; un 71 % de empresarios dijo haber disminuido sus ventas; un 10 % redujo empleo y los precios y la inversión se mantuvieron.

En el epígrafe dedicado a “otros servicios” se constató que un 69 % de los encuestados disminuyó en sus ventas, en un 62 % se redujo el empleo, en un 46 % bajaron los precios y también en ese porcentaje bajó la inversión.

El presidente de la Cámara de Comercio de La Rioja, José María Ruiz Alejos ha incidido en que este estudio evidencia que 2013 fue un mal año para la economía riojana y que el “ánimo” de los empresarios “va por delante de la realidad”, ya que en muchos casos se esperaba mejores resultados trimestrales para concluir el ejercicio.

“El ánimo va por delante de la realidad, por eso no se han cumplido las previsiones”, ha afirmado Ruiz-Alejos, para quien este estudio también “refleja la brecha” entre la economía “macro”, que ha mejorado, y lo “micro”, que es la “economía real” y que “todavía espera una transición” con lo que ha pronosticado para 2014 “un año de mejoría lenta”.

Ha considerado que la marcha de las exportaciones hace que las perspectivas en el inicio de 2014 sean positivas aunque “la debilidad de la demanda limita a todos los sectores” ha dicho, con lo que cree necesario “reactivar la externa y la interna”.

Ruiz-Alejos ha subrayado que el nivel de paro es un factor que lastra la demanda interna y, con ella, los resultados de las empresas y ha incidido en que los resultados de esta encuesta revelan “un final de año negativo para la economía riojana”.

Una economía que se encuentra “estancada” y que para mejorar los resultados necesita “más inversión, porque está bajo mínimos, la extranjera y la autóctona”.

El desempleo limita la demanda, ha incidido, pero otros problemas que tienen las empresas son “la presión fiscal, que debe bajar” y el precio de la energía “que está muy por encima de la media europea” y que “deben corregirse para que el séptimo año de crisis sea el de inflexión y empiece la bonanza”.

Categoría: La Rioja

Comentarios cerrados