La UNIR imparte 14 cursos formativos y contrata al 60% del alumnado

| 23 enero 2014

NR/Logroño

La Universidad Internacional de La Rioja (UNIR) ha iniciado un plan de formación con catorce cursos con el compromiso de contratación para personas desempleadas, de las que el 60 % de ese alumnado se incorporará a su plantilla.

La UNIR ha añadido que 207 alumnos concurren a estas acciones con certificados de profesionalidad, que se imparten en San Sebastián, Valencia, Barcelona, Logroño y Madrid, ha detallado en una nota.

Los perfiles demandados son los de profesores, tutores, técnicos de marketing y administrativos, por los que el programa de formación consta de seis cursos de docencia de la formación profesional para el empleo y uno de marketing 3.0 y emprendimiento, que comenzará el próximo mes de febrero.

A ellos se unen un curso de asistencia a la dirección, tres de impartición y tutorización de acciones formativas para el empleo y tres de metodología para la docencia de la formación online, ya finalizados.

El responsable de Selección de la UNIR, David Guzmán, ha señalado que en este proceso se intenta detectar en los candidatos la vocación o la pasión por el mundo educativo.

“En los profesores de UNIR buscamos, fundamentalmente, especialistas en diferentes ámbitos o especialidades, con una competencia clave en su trayectoria, la vocación docente e investigadora”, ha subrayado a través del comunicado.

Las áreas preferentes son las de Ciencias de la Educación, Pedagogía y demás disciplinas relacionadas con el mundo educativo, aunque, en su opinión, la diversificación de áreas de conocimiento de la UNIR hace que cada vez cuente con más docentes en áreas muy relevantes, como Ciencias Jurídicas y Sociales, Ingeniería Informática y Música e Idiomas, entre otras.

La UNIR, en todos los casos, busca profesores que cuenten con el grado de Doctores y da preferencia a aquellos que cuentan con acreditaciones que garanticen la calidad docente e investigadora, como es la Agencia Nacional de la Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA), en el sistema universitario actual.

Guzmán ha precisado que los profesores tutores deben tener “una vocación clara por el alumno y vivir la universidad”, dado que su labor es estar cerca de ellos y apoyarles en su estudio para alcanzar sus objetivos, por lo que son importantes competencias “clave” como la proactividad, la empatía y la organización.

Raquel Blanco, quien realizó el curso de impartición y tutorización de acciones formativas para el empleo, trabaja ahora como profesora tutora en UNIR.

“Conforme se iba desarrollando la acción formativa puede apreciar la utilidad laboral del curso, no solo para realizar el trabajo de tutora en UNIR, si no para otro tipo de trabajos, algo que valoro”, según ha indicado.

Para ella, “salen ganando” quien contrata y los contratados, ya que “la empresa gana en personas bien formadas, que conocen de antemano dónde van a trabajar y gran parte de las condiciones”; y “los nuevos trabajadores ganan, aparte de una formación, un grado de conocimiento sobre sus futuros compañeros, herramientas de trabajo o situaciones laborales con las que te puedes encontrar”.

El trabajo de profesora tutora en UNIR, que abarca un seguimiento de un grupo de alumnos y se define como “un puente entre la universidad y ellos”, es “muy gratificante”, según Blanco.

En el área de marketing, con este plan de formación, la UNIR ha reclutado perfiles relacionadas con profesiones emergentes en internet, como el posicionamiento (SEO, SEM) y el Marketing On-Line.

Además, la UNIR, que tiene su sede central en Logroño, ha detallado que busca formar y reforzar sus departamentos de administración.

Categoría: La Rioja

Comentarios cerrados