La Rioja recibirá durante los próximos seis años 250 millones de euros de la Política Agraria Común (PAC)

| 22 enero 2014

NR/ Logroño

La Rioja recibirá durante los próximos seis años 250 millones de euros de la Política Agraria Común (PAC), una cantidad de fondos europeos que “no sólo nos permitirá mantener las ayudas directas que venía recibiendo el sector, sino que supone un aumento de la cantidad destinada al desarrollo rural”, ha asegurado este miércoles el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Íñigo Nagore, al valorar el nuevo modelo nacional que se aplicará durante el periodo 2015-2020 que han consesuado el Ministerio y las comunidades autónomas. 

                En concreto, los agricultores y ganaderos riojanos recibirán 30 millones de euros anuales correspondientes al pago de las ayudas directas, mientras que se incrementa la partida de los fondos destinados a los planes de desarrollo rural pasando de los 51 millones asignados en 2011 a los 70 millones de euros. Ésta, precisamente, era una de las demandas del Gobierno de La Rioja que ha visto como “con este aumento de 19 millones de euros se compensa, en parte, el injusto reparto que se acordó en la anterior negociación y que nos ha perjudicado durante estos años”, ha destacado Nagore. 

La negociación de la nueva PAC ha sido un proceso largo que “se ha prolongado durante cerca de dos años”, ha recordado el consejero de Agricultura, para quien La Rioja puede estar satisfecha porque se han teniendo en cuenta cuestiones que considerábamos “vitales”. En este sentido, Nagore cree que uno de los puntos más relevantes es que “por primera vez, se exigirá el desarrollo de una actividad agraria o ganadera real para poder recibir estas ayudas y esta actividad debe suponer al menos el 20% de la renta agraria”.

 También ha valorado que se haya conseguido que un 84% de las ayudas asociadas vayan destinadas a los sectores ganaderos más vulnerables y que se mantenga el apoyo al cultivo de la remolacha y al de los frutos de cáscara que tienen gran importancia para La Rioja. 

Agricultor activo y actividad agraria

Uno de los principales logros que, según Íñigo Nagore, introduce la nueva PAC es “la legitimidad” ante la sociedad de unas ayudas que beneficiarán a explotaciones verdaderamente activas, “permitiendo que todos los sectores sean competitivos, evitando el abandono del sector y garantizando el asentamiento de la población en el medio rural”. 

                De este modo, a partir de 2015 todos los beneficiarios de la PAC deberán realizar una actividad agraria en su explotación: la producción, la cría o el cultivo de productos agrarios, el mantenimiento de la superficie en un estado adecuado para el cultivo o el pasto, sometiéndose necesariamente a operaciones como el laboreo anual, y en el caso de los pastos a su desbroce o al aprovechamiento de animales. 

                Otra de las novedades destacadas “es la exigencia de que todos los perceptores de las ayudas directas deberán estar al corriente de pagos con Hacienda y la Seguridad Social”, ha precisado Nagore. 

                En el caso de declaración de pastos, la explotación debe estar dada de alta en el Registro de Explotaciones Ganaderas (REGA) con una dimensión acorde a la superficie declarada, debiendo contar además con especies susceptibles de aprovechar el pasto como el vacuno, ovino, caprino, equino y el porcino extensivo. La densidad ganadera debe ser superior a 0,2 UGM por hectárea. 

                Además, a partir del próximo año, los beneficiarios de la PAC deben estar inscritos en el Registro de Explotaciones Agrarias (REA) de la Consejería, tanto en lo que se refiere a la primera asignación de derechos de pago básico como al cobro de las ayudas agrarias. 

                También aquellas explotaciones que perciban importes anuales superiores a los 1.250 euros deberán cumplir con la condición de agricultor activo. Es decir, “no se considerará agricultor activo a aquel cuyas ayudas directas de la PAC superen el 80% de sus ingresos agrarios declarados “, ha detallado Nagore. Por otro lado, a los que cobren menos de esa cantidad, se les aplicará un régimen simplificado denominado ‘de pequeños agricultores’, “que aliviará la carga administrativa tanto a estos agricultores como a la administración”. 

A partir de 2017, ningún agricultor podrá acceder ayudas por importes anuales inferiores a 300 euros. Con objeto de permitir al sector adecuarse a esta situación, se establecerá un periodo transitorio de tres años durante el que se podrán transferir derechos de pago básico sin tierra y sin aplicación de ninguna retención: 

  • En 2015 ningún agricultor podrá ser beneficiario de las ayudas directas para importes inferiores a 100 euros.
  • En 2016 ningún agricultor podrá ser beneficiario de las ayudas directas para importes inferiores a 200 euros.
  • En 2017 ningún agricultor podrá ser beneficiario de las ayudas directas para importes inferiores a 300 euros. 

Esta medida es muy importante porque beneficiará a 1.933 agricultores, de los 7.500 perceptores de ayudas procedentes de la PAC que tiene La Rioja. 

Ayudas asociadas

Otro de los acuerdos contempla destinar 584,9 millones de euros al año para apoyar a sectores vulnerables, lo que representa el 12,08% de la ficha financiera de ayudas directas asignada a España para el periodo 2015-2019. En concreto, serán 490 millones para los sectores ganaderos más vulnerables (el 84%), vacuno de engorde, vaca nodriza, ovino y caprino de leche y de carne y vacuno de leche. Ello con objeto de frenar la reducción de la actividad y la pérdida de censos en estas especies, así como para hacer frente a situaciones como el encarecimiento de las materias primas para la alimentación animal. 

Por otro lado, la remolacha azucarera seguirá contando con una ayuda asociada por valor de 16,84 millones de euros al año, “con un incremento de 2,4 millones sobre la propuesta inicial presentada por el Ministerio”, ha indicado el consejero, lo que permitirá al sector remolachero riojano, “el más productivo de Europa”, contar con un mayor respaldo para poder hacer frente con más garantías a la desaparición del régimen de cuotas en 2017. 

Nagore también se mostró satisfecho porque el acuerdo ha recogido una partida de 14 millones de euros para un sector de gran importancia para La Rioja (cerca de 9.000 hectáreas), como es el de los frutos de cáscara, “ya que permitirá compensar a este sector por su baja productividad y evitar el abandono de este cultivo que ocupa normalmente terrenos marginales que no tienen otra utilidad agraria alternativa”. 

A estas ayudas también podrán sumarse aquellos ganaderos que hasta la fecha no contaban con superficie en su explotación y que son titulares de derechos especiales, que además cobrarán un importe adicional por carecer de tierra. 

En cualquier caso, estas ayudas serán revisadas en 2016, pudiendo incorporarse a partir del año siguiente nuevos sectores como el del olivar de bajo rendimiento.               

Aplicación regional

El acuerdo alcanzado entre el Ministerio y las Comunidades Autónomas sobre el modelo de regionalización toma como referencia la comarca agraria y dentro de ella, el uso de las superficies agrarias, tierras de cultivo de secano, de regadío, cultivos permanentes y pastos. El objetivo de la aplicación regional del pago básico es evitar en lo posible el trasvase de importes entre los agricultores y ganaderos, sectores y territorio. 

                De este modo, se delimitarán entre 22 y 24 comarcas agrarias para que todos los sectores y territorios perciban ayudas similares a las del periodo anterior. Pese a que todavía se debe avanzar más en este modelo durante los próximos meses, Nagore ha indicado hay que alcanzar un balance equilibrado entre el objetivo de reducir la convergencia de los importes de ayuda entre beneficiarios, y el de facilitar las futuras cesiones de derechos entre beneficiarios.

El consejero de Agricultura (en el centro), con los directores generales María Martín e Igor Fonseca. /NR

El consejero de Agricultura (en el centro), con los directores generales María Martín e Igor Fonseca. /NR

 

Cada región estará compuesta por las comarcas y el tipo de superficie cuyas ayudas directas por hectárea recibidas en 2013 sean semejantes, teniendo en cuenta estos efectos, el importe de ayuda recibido en concepto de Régimen de Pago Único, el importe no acoplado de la prima por vaca nodriza, incluida la actual prima complementaria financiada con fondos comunitarios; así como los importes de las ayudas correspondientes al Programa nacional para el Fomento de Rotaciones de Cultivo en Tierras de Secano, el de la Calidad del Tabaco y el de Calidad del Algodón.

Etiquetas: , , ,

Categoría: La Rioja

Comentarios cerrados