La Rioja dispondrá de más de 6 millones para reconversión de viña

| 10 enero 2014

Cambia la normativa de gestión de las ayudas y los agricultores que acometan procesos de reestructuración deberán presentar facturas

Feli Agustín / Logroño.-
El Gobierno de La Rioja aprobó este viernes la nueva regulación para gestionar las ayudas destinadas a los planes de reestructuración y reconversión de viñedo, cuya convocatoria, con una cuantía inicial de 6,1 millones, se abrirá la semana próxima. El consejero de Agricultura, Íñigo Nagore, informó, tras la celebración de la reunión semanal del Consejo de Gobierno, de que para cobrar las ayudas, contempladas en el Programa Nacional de Apoyo al Sector Vitivinícola 2014-2018, se incorpora la exigencia de presentar la factura de las acciones realizadas durante el desarrollo de los planes, así como una justificación del pago.
Si esas labores han sido realizadas por el propio viticultor -añadió Nagore-, la mano de obra se abonará de acuerdo con el cálculo de coste obtenido por la Consejería de Agricultura.Además, solo tendrán derecho a compensación por perdida de ingresos los viñedos en plena producción y, de este modo, se tendrán en cuenta aquellos cuya campaña de plantación registrada sea al menos 4 años anterior a la solicitud del plan.

El consejero de Agricultura, Íñigo Nagore, junto al portavoz del Gobierno, Emilio Del Río. /NR

El consejero de Agricultura, Íñigo Nagore, junto al portavoz del Gobierno, Emilio Del Río. /NR

Un mes después
En este sentido, Nagore indicó que se considerará que se ha producido un arranque de un viñedo cuando se ejecute al menos un mes más tarde de su presentación.
Los planes de reestructuración y/o reconversión podrán presentarse de forma colectiva (con un mínimo de 5 miembros) o individual. Un viticultor podrá presentar cuantos planes considere necesarios y la renovación de la superficie podrá realizarse durante la campaña vitícola de presentación del plan o a lo largo de las siguientes en las que exista disponibilidad financiera.
Los planes colectivos deberán acoger una superficie mínima de 10 hectáreas. En el caso de planes individuales, la superficie mínima necesaria será de 2 hectáreas. El límite máximo de superficie a reestructurar o reconvertir por viticultor y año será de 25 hectáreas.
El plazo de ejecución de los planes será como máximo de 5 años siguientes a su aprobación y antes de que concluya el ejercicio financiero 2018. No obstante, para los planes que se presenten en la próxima convocatoria las acciones deben finalizar antes del 31 de diciembre de 2015. Durante la última campaña que finalizó el pasado 15 de octubre, los viticultores riojanos recibieron ayudas por valor de casi siete millones de euros para financiar parte de la inversión necesaria para modernizar 1.147 hectáreas de viñedo.
Estas ayudas, financiadas a través del Fondo Europeo Agrícola de Garantía (FEAGA), fomentan el desarrollo del sector vitivinícola con la diversificación de la estructura varietal y adaptación de la producción a la demanda del mercado, con lo que se mejora la estructura productiva de las explotaciones y se reducen los costes de cultivo.
En 12 campañas, desde que se pusieron en marcha las ayudas, han permitido ejecutar 52,7 millones.

Categoría: La Rioja

Comentarios cerrados