La ilusión mueve….

| 12 febrero 2014

NaturhouseNr / Logroño
Si todo transcurre con normalidad, el Naturhouse perderá esta noche en la fría localidad germana de Flensburg. Esa es la lógica y ese es el mantra repetido por Jota González, a lo largo de toda la Liga de Campeones, para rebajar la euforia en el entorno riojano. Cierto es que la lógica no se cumplió en el Palacio de los Deportes, cuando el Naturhouse empató a 32 con los teutones (incluso se pudo ganar) en la primera vuelta ni se verificó el pasado miércoles, cuando su equipo se aferró al sueño de los octavos de final tras superar al Aalborg.
Esta noche, desde la ciudad alemana de Flensburg (20.55 horas), toca una nueva ración de gesta europea con la satisfacción de que, pase lo que pase, los riojanos han completado una gran primera vuelta(pese al pinchazo en Suecia).
De cumplirse lo esperado, el equipo de Jota González caerá en Flensburg aunque su futuro en su debut en la Champions no se decidirá hasta la última jornada cuando los logroñeses reciban, el próximo jueves en el Palacio, al Drott sueco (aunque el Gorenje lo hará el sábado 22 y el Aalborg el domingo 23).
Sin embargo, independientemente de lo que pase esta noche, el equipo riojano enfilará su regreso a la península con la mente puesta en el duelo que este domingo enfrentará en Dinamarca al Aalborg, tercero con dos puntos de ventaja sobre el Naturhouse, y el Gorenje, cuarto con los mismos puntos que los riojanos pero con mejor diferencia de goles. Un triunfo danés -nuevamente lógico dada la normalidad casi matemática que impera en las competiciones de balonmano- acercaría la clasificación de los riojanos para la fase de cruces.
Cábalas aparte, el Naturhouse se abona al sueño de la Liga de Campeones con la intención de cuajar un gran encuentro que pueda poner en apuros al Flensburg, segundo del grupo D y que sigue teniendo posibilidades de terminar la primera fase como primer clasificado.
No obstante, Jota González, en declaraciones recogidas por Efe antes de poner rumbo a Alemania, asumía un secreto a voces:«Nunca hemos ganado a un equipo alemán en su casa y es un reto casi imposible. Un empate también sería algo increíble».
En la ida, con el calor del Palacio, el milagro se produjo y aunque ahora no estará Capote, el cuadro riojano llega en un buen momento de forma después de la exhibición ofrecida ante el Aalborg danés, hace justo una semana, y el solvante triunfo conseguido ante el Cuenca, que le ha permitido consolidarse en la tercera posición de la Asobal.
Por lo que respecta al parte de lesiones, el equipo logroñés viajó a Flensburg con las consabidas ausencias de Malasinskas y Velasco. Tampoco estará sobre el parqué esta noche Ángel Romero, que perdió hace una semana a su padre y que aún no se ha reincoporado a la disciplina del grupo.
El pivote valenciano sí estará con el equipo este sábado, cuando el Naturhouse regrese a la competición doméstica rindiendo visita al Cangas. Tras el encuentro, la plantilla volará de regreso y de ahí partirá a Santiago sin pasar por casa.
Ampliar esta rutina (con la consiguiente clasificación para la fase de cruces) pasa por un milagro en Flensburg o, en caso contrario, una dosis de lógica en Aalborg.

Etiquetas: , , ,

Categoría: Deportes

Comentarios cerrados