La Guardia Civil detiene a dos empresarios riojanos por intentar extorsionar a un ex socio para quedarse con su negocio

| 21 marzo 2014

NR/Logroño

Efectivos de la Guardia Civil han procedido a la detención de seis personas como presuntas autoras de diferentes ilícitos penales, tales como extorsión, daños, amenazas y denuncia falsa. Los dos empresarios detenidos presuntos autores intelectuales de la extorsión, contrataron los servicios de varios secuaces al objeto de hacerse con el negocio de otro empresario riojano (ex-socio de estos) y con el que mantenían distintas demandas civiles. Los seis detenidos tienes edades comprendidas entre 41 y 54 años. Tres de ellos eran los extorsionadores, dos empresarios y un controlador de seguridad.

Las instrucciones que recibieron consistieron en: propinarle una paliza con garantía de dos semanas de ingreso hospitalario, quemar parte del negocio e introducir gran cantidad de droga en el vehículo. En pago por llevar a cabo estas acciones recibieron  34.000€. Tras este acuerdo, los secuaces exigieron más dinero a cambio de su silencio, llegando a conseguir con esta acción otros 20.000€. 

La “Operación Pon Pon” se inicio en el mes de Febrero como consecuencia de una denuncia presentada en dependencias del equipo de delitos contra el patrimonio de la Guardia Civil de Vitoria (Álava). 

El denunciante, un empresario riojano, manifestó estar siendo extorsionado por varios individuos que le exigían grandes cantidades de dinero, teniendo gran temor de que estas personas pudieran causarle daños a su mujer e hijos. En el relato indicó tener discrepancias con un ex-socio, con el que mantenía diferentes litigios judiciales abiertos. 

Ante la gravedad de lo denunciado agentes de Vitoria se desplazan a Logroño para establecer junto con sus homólogos del equipo de delitos contra el patrimonio de la Guardia Civil en La Rioja, un amplio dispositivo de control y vigilancia sobre el denunciante, su familia y su domicilio. 

Esta acción permite la detención de dos personas en el momento que intentan acceder a la vivienda del denunciante, siendo trasladadas a dependencias policiales para el esclarecimiento de los hechos. 

La investigación se ha podido determinar que la denuncia presentada en dependencias de la Guardia Civil de Vitoria (Álava) es falsa. El denunciante junto con otro empresario contactaron en junio de 2013 con un auxiliar de seguridad, al objeto de que les localizara a varias personas para extorsionar a un ex-socio con el que mantenían discrepancias. 

El objetivo hacerse con el negocio del ex-socio, para ello no dudaron entregar 34.000 € como pago por los servicios, dejando claro que tenían que darle una paliza, quemarle parte del negocio e introducirle gran cantidad de droga en el vehículo para que fuera detenido. 

Los investigadores han podido constatar como en el mes de diciembre de 2013 y enero de 2014, el ex-socio de estos dos empresarios había presentado sendas denuncias en dependencias del Cuerpo Nacional de Policía, una por graves daños en su vehículo particular y otra por un incendio intencionado en su negocio. 

Las personas contratadas para  llevar a cabo la extorsión, al darse cuenta de la posición y prestigio de uno de los empresarios que les contrataron, exigieron más dinero a cambio de su silencio, llegando a conseguir con esta acción otros 20.000€. 

Uno de estos empresarios al no poder aguantar la presión a la que le sometían los extorsionadores, decidió presentar una denuncia falsa,  en la que se desvirtuaba la realidad y en la que dejaba entrever que las personas que le amenazaban habían sido contratadas por su ex-socio. 

 

Las actuaciones han sido puestas a disposición de la Autoridad Judicial.

Etiquetas: , ,

Categoría: La Rioja

Comentarios cerrados