La granja de animales domésticos de La Grajera acoge 35 animales, entre ovejas, cabras, conejos, cerdos, gallinas y burros

| 21 marzo 2014

OLYMPUS DIGITAL CAMERANR/ Logroño

La alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, ha visitado este viernes la granja de animales domésticos que el Ayuntamiento ha habilitado en el parque de La Grajera. Esta granja consta, inicialmente, de 4 ovejas, 10 cabras, 3 conejos, 2 cerdos, 14 gallinas y 2 burros. 

Cuca Gamarra ha manifestado que el parque de La Grajera, “el mayor pulmón verde de la ciudad”, tiene desde ahora un nuevo atractivo “que permitirá disfrutar aún más de este espacio natural que se distribuye en torno al pantano de La Grajera”. 

La alcaldesa ha incidido en que será un importante reclamo para personas de todas las edades que podrán ver estos animales autóctonos en un ambiente natural. Ha señalado que serán los niños quienes más podrán disfrutar de este nuevo recurso ya que, al crecer en ambientes urbanos, se ven privados de conocer estos animales en su medio habitual. 

Los animales estarán en la granja desde marzo a octubre, mantenidos por los guardas del parque de La Grajera. Se trata de animales cedidos de manera temporal por sus propietarios, que finalizada la temporada volverán a llevárselos a sus granjas. 

El coste de este proyecto es muy bajo ya que los animales son cedidos, las personas que han acondicionado la instalación están vinculadas al Ayuntamiento y los cobertizos y comederos están elaborados con maderas recuperadas procedentes de juegos infantiles obsoletos.

En concreto, la construcción de la granja ha ssido ejecutada por técnicos de Medio Ambiente, dos guardas de La Grajera, veinte alumnos de la escuela-taller de Jardinería, quince alumnos de un curso de Jardinería y alrededor de quince personas que están realizando trabajos para la comunidad. 

Dividido en cinco espacios

La granja se ubica junto al camino que va  lleva al campo de golf y tiene una superficie de 12.000 metros cuadrados, dividida en cinco espacios, cada uno con una singularidad especial para adaptarlo a cada animal.

-Así, para las cabras y ovejas se ha elegido la zona más abrupta y se han aprovechado rocas de gran tamaño, que estaban cercanas, creando una zona elevada y rocosa donde puedan subir estos animales. 

-Para los burros se ha elegido una zona abierta y llana a fin de que puedan correr de forma natural. 

-Para el espacio de los cerdos se ha preparado un área no muy abierta, que es lo más aconsejable para ellos. 

-En el caso de los conejos se ha realizado una zapata corrida de hormigón debajo del vallado, de modo que no puedan escaparse por debajo. También se ha habilitado un montón de piedras sueltas para que puedan resguardarse de las aves rapaces. 

-En cuanto a las gallinas, se ha elegido un espacio más resguardado para evitar los ataques de rapaces. 

La granja está limitada por un vallado de 600 metros lineales, formado por una valla de madera a la que se le ha acoplado una malla metálica para evitar que salgan los animales y que entren personas en los recintos. 

Además, se han instalado dos papeleras y una fuente bebedera.

Categoría: Logroño

Comentarios cerrados