La estación de autobuses de Logroño costará entre 14 y 16 millones de euros

| 20 marzo 2014

ESTACIÓN RECREACIÓNEFE/Logroo

El presupuesto definitivo de la nueva estación de autobuses de Logroño oscilará entre 14 y 16 millones de euros en función del proyecto constructivo, que el estudio del arquitecto Iñaki Ábalos entregará al Ayuntamiento logroñés el próximo mes de julio.

El presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, y la alcaldesa de Logroño, Concepción Gamarra, han asistido este jueves a la presentación, en una rueda de prensa, del proyecto básico de la estación, junto a su redactor, Iñaki Ábalos.

Gamarra ha insistido en que, gracias a la cooperación de las tres administraciones, se ha conseguido cofinanciar estas obras y reducir su presupuesto inicial, que ascendía a 23 millones de euros, y ha asegurado que esta infraestructura situará a Logroño como “una ciudad de vanguardia, moderna y muy competitiva”.

La futura estación de autobuses, que será gemela a la del ferrocarril, también contará con una superficie ajardinada en su cubierta orientada hacia el oeste, con la singularidad de que incorporará una pequeña cafetería en este mirador con un acceso peatonal desde la calle Miguel Delibes, ha dicho Ábalos.

Una cúpula acristalada sobre la prolongación de avenida de Colón conectará la superficie de las dos estaciones y creará un gran lucernario abierto sobre sus puertas de acceso, que tienen un diseño simétrico.

La estación de autobuses contará con una superficie de 9.000 metros cuadrados, de los unos 2.500 se reservarán para ubicar dos locales comerciales, cafetería, quiosco, aseos y taquillas, además de una zona de espera, que estará climatizada.

En los otros 6.500 metros cuadrados habrá 27 dársenas para los autobuses, a las que se sumarán otras 13 de espera sin acceso público, que según este arquitecto estarán en un espacio cubierto, pero abierto al aire libre a través de unas mallas.

La cubierta de esta estación se unirá a un gran parque de 10.000 metros cuadrados, que tendrá un lago ubicado junto a la intersección de la calle Ingenieros Pino y Amorena y la prolongación de Belchite.

Desde Miguel Delibes se podrá acceder al aparcamiento subterráneo, al que también se puede llegar desde la estación de ferrocarril.

Ábalos ha recordado que se logró abaratar el presupuesto inicial tras reducir la calidad de los acabados, con una apariencia “más industrial” en la zona de los autobuses, aunque en los espacios reservados para los viajeros se conserva la misma apariencia que la que hay en la estación de ferrocarril.

Por su parte, Sanz se ha felicitado por que Logroño contará con una estación para más de cien años, incluida en un proyecto que ha logrado eliminar una barrera que dividía en dos la ciudad.

También ha resaltado que las estaciones han incorporado a la capital riojana “un gran espacio de ocio” gracias al parque, que se configura como lugar de encuentro para los logroñeses.

Gamarra ha incidido en que estas dos estaciones “suponen la puerta de entrada a la ciudad para muchos visitantes y cambiarán la fisonomía de Logroño”.

Además, van a “transformar” la ciudad en el entorno de Vara de Rey y avenida de Colón, ya que el nuevo parque dará “otra perspectiva” a esta zona.

Sobre la eliminación del paso subterráneo de Duques de Nájera sobre Vara de Rey, ha indicado que hay varias opciones que se van a estudiar con los vecinos de la zona, mientras que ya están aprobados los proyectos para las conexiones de Vara de Rey con Miguel Delibes y de Belchite con Hermanos Hircio.

En cuanto a la ejecución de las obras, la alcaldesa ha detallado que dependerá del proyecto constructivo, que tienen que aprobar los técnicos municipales, pero el objetivo del Ayuntamiento es “licitar estas obras lo antes posible”.

Etiquetas: ,

Categoría: Logroño

Comentarios cerrados