Imputan a 3 empleadas de Casa Cuna por un delito contra la integridad moral

| 3 febrero 2014

NR/ Logroño

El juez ha imputado a la directora del centro de educación infantil Casa Cuna de Logroño cuando ocurrieron los hechos y a dos educadoras como presuntas autoras de un delito contra la integridad moral, que el Código Penal castiga entre 6 meses y 2 años de prisión, ha detallado este lunes el TSJR.

El titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Logroño ha concluido la investigación del llamado “caso Cuna” y ha acordado no sobreseer las actuaciones y dictar auto de transformación de diligencia previas en procedimiento abreviado.

El juez, en el auto, contra el que cabe recurso, alude a los hechos ocurrido entre 2012 y 2013 en la Casa Cuna, donde, presuntamente, se utilizaron medidas consistentes en insultos, pequeños golpes y encierros de menores, que excederían manifiestamente de las medidas correctoras administradas a cualquier persona, según señala la nota del Tribunal Superior de Justicia de La Rioja (TSJR).

Si el auto de transformación de diligencias previas en procedimiento abreviado adquiere firmeza porque no se recurre o se desestiman los recursos que eventualmente se puedan presentar, se dará traslado de las actuaciones judiciales a la Fiscalía para que presente su escrito de acusación.

Después, el juez dictaría el auto de apertura de juicio oral, contra el que también cabe recurso, y daría traslado de la causa a las defensas para que presenten sus escritos.

Cuando estos trámites hayan concluido y si se han desestimados los recursos que se pudieran presentar, el caso se elevaría para celebrar juicio, ha añadido.

El Ayuntamiento logroñés abrió el pasado mes de agosto la investigación contra la empresa que gestiona la Casa Cuna, de titularidad municipal, tras recibir unas denuncias de padres de algunos niños del centro y de dos extrabajadoras en cuanto al incumplimiento en la prestación del servicio por presuntos malos tratos a los alumnos.

Categoría: Logroño

Comentarios cerrados