Empleo pone en marcha una nueva metodología para medir la empleabilidad de los jóvenes y mayores de 45 años desempleados

| 22 enero 2014
El director general de Empleo y Formación, Luis García del Valle. /NR

El director general de Empleo y Formación, Luis García del Valle. /NR

NR/ Logroño

El director general de Empleo y Formación, Luis García del Valle, presentó este miércoles  una nueva metodología para evaluar la empleabilidad de los desempleados menores de 25 años y mayores de 45 de larga duración, colectivos prioritarios del Gobierno de La Rioja. Esta nueva actuación se enmarca en los programas de empleo para promover la inserción laboral de los jóvenes y de los desempleados de larga duración mayores de 45 años. 

                Este proceso se inicia con la citación de este colectivo de desempleados con especiales dificultades de inserción por parte de los técnicos de las Oficinas de Empleo de La Rioja. Posteriormente se les asignará un orientador laboral que será el encargado de medir su grado de empleabilidad mediante un cuestionario. 

                El cuestionario medirá un total de 39 parámetros diferentes con el “objetivo de conocer de la manera más eficiente y detallada posible las competencias que tienen los desempleados para buscar trabajo, sus competencias profesionales y transversales, así como sus habilidades, motivación y disponibilidad laboral” explicó el director de Empleo. 

                De esta forma, dentro del apartado de ‘competencias para buscar empleo’ se medirán aspectos como la capacidad para elaborar un currículum, la preparación ante una entrevista de trabajo o el conocimiento de las herramientas de búsqueda en internet. En cuanto a las ‘competencias profesionales y transversales’, el cuestionario mide la experiencia laboral del trabajador, el grado de formación y las competencias lingüísticas y digitales; por último, el apartado de ‘habilidades, motivación y disponibilidad’ tiene en cuenta aspectos relacionados con las habilidades comunicativas, el interés del trabajador por encontrar un puesto trabajo y su disponibilidad laboral. 

                Una vez cumplimentado este cuestionario, los orientadores laborales realizarán un informe de empleabilidad y un itinerario personalizado para cada demandante. Estos informes permitirán derivar al desempleado a la política activa más adecuada a su perfil personal y profesional, “buscamos que nuestros desempleados estén en las mejores condiciones para encontrar un empleo” subrayó Luis García del Valle. 

Programa de empleo joven

Concretamente, el programa de empleo para los menores de 25 años propone, en función de los resultados de la escala de empleabilidad de cada demandante, su retorno a la formación educativa: ESO, FP o Universidad; la remisión a cursos de formación para el empleo y de certificados de profesionalidad para completar la formación básica; la remisión a cursos de formación complementaria como idiomas, informática, TIC, o búsqueda activa de empleo o, en general, de habilidades transversales o su acceso al mercado de trabajo mediante el cheque joven, si se cumplen los requisitos de la contratación. 

                En la actualidad, La Rioja tiene 1.915 desempleados registrados menores de 25 años y una población total de 24.900 jóvenes. Según su nivel de formación, el 63,29% de los jóvenes parados tiene estudios básicos; un 10,34% estudios primarios; un 12,79% cuenta con estudios secundarios y un 13,53%, con estudios superiores. Según su tiempo de inscripción, el 51% lleva menos de tres meses en desempleo. 

Programa de empleo para mayores de 45 años

En cuanto a los parados mayores de 45 años de larga duración, el programa de empleo tiene una estructura de actuación similar, que comenzará con la citación y la asignación de un orientador laboral para llevar a cabo la nueva metodología de evaluación de su empleabilidad, tras la cual se elaborará un informe y un itinerario personalizado, para derivarlos a las acciones más adecuadas en cada caso. 

                En el ámbito de formación, destaca el diseño de acciones formativas estructuradas por niveles de formación alcanzada: sin graduado escolar, con graduado escolar y bachiller y con título de formación profesional o universitario. 

                Actualmente La Rioja cuenta con 5.906 parados registrados en esta situación, de los cuales el 67,64% no tiene estudios o tiene estudios básicos sin ESO. Este porcentaje se eleva al 97,89% en el caso de los desempleados extranjeros mayores de 45 años de larga duración. 

                Ambos programas se articulan en torno a cuatro ejes: información y orientación, formación; adquisición de experiencia profesional y de fomento del emprendimiento.               

                Además, estas actuaciones se complementarán con los proyectos ya específicos para este colectivo que se han llevado a cabo desde Empleo con la colaboración de diferentes entidades. Se trata de los proyectos ‘Formación para emprender’ y ‘Búscate tu empleo’ y de los que se han puesto en marcha recientemente como el de ‘Orientación para colectivos con especiales dificultades de inserción’ o el de ‘Sensibilización, Información y orientación a jóvenes sin titulación básica obligatoria, dirigido a mejorar su cualificación profesional’.

                Próximamente se llevarán a cabo además los programas de autoempleo y emprendimiento en economía social para desempleados con titulación y el servicio de orientación y asistencia para el autoempleo para demandantes de larga duración mayores de 45 años de zonas rurales de La Rioja.

Categoría: La Rioja

Comentarios cerrados