El transporte urbano pierde un millón de pasajeros en dos años

| 27 enero 2014

Carmen Sánchez / Logroño
El transporte urbano de Logroño ha perdido en estos dos últimos años un millón de viajeros, al pasar de 10,7 millones en 2011 a 9,7 al cierre del 2013. Este descenso está motivado, según el concejal de Movilidad, Ángel Sáinz Yangüela, al cambiar la tendencia de la movilidad de los ciudadanos y por la crisis económica.
El 2011 fue el año que más viajeros registró el transporte público urbano de Logroño, con 700.000 más que en 2009. Sin embargo, esta tendencia se rompió hasta el último trimestre del pasado año. Pero, aún así, hubo un 5,85% menos de viajeros en 2013 en comparación al 2012 en el que 10,3 pasajeros hicieron uso de este servicio.
En este periodo se ha vuelto a experimentar un ligero incremento de usuarios en algunas líneas de autobús si se compara con el mismo periodo del 2012. Un indicador, para el concejal, que permite «ver el futuro con cierta confianza». Detalló que las líneas que han aumentado en términos anuales sus viajeros han sido las de El Cortijo (+301) y Polígono Cantabria (+3.199).
Las líneas más usadas son: la 2 Yagüe-Varea; la 1 Hospital San Pedro-Varea; la 3 ‘Las Norias-Villamediana’; la 10 ‘El Arco-Hospital San Pedro’ y la 4 ‘Palacio de Congresos-Pradoviejo’. Sin embargo las líneas búho han sido las menos usadas, aunque se mantendrán al considerarse un «servicio básico y de seguridad».
Sáinz Yangüela recordó los cambios introducidos el pasado año en el servicio como ajustar las frecuencias en verano para «homogeneizarlas», potenciar los servicios Las Norias y facilitar el acceso al nuevo centro de salud de La Guindalera.

Cambios en 2014
Este año también se producirán modificaciones. Entre ellas destacó la modificación de la línea 10 para reconducirla por el barrio de Cascajos cuando estén conectadas las calles Piqueras y Piquete y mejorar algunas paradas de autobús.
El concejal recordó que la flota está compuesta por 51 autobuses, de los que 42 están en la calle . Los nueve restantes se utilizan para cubrir bajas por las labores de mantenimiento, averías o reparaciones.

Coste del servicio y déficit
El Ayuntamiento de Logroño ha presupuestado este año 3,2 millones de euros para este servicio, la misma cantidad que en 2013. Este importe se destinará a liquidar el coste del servicio, que ahora se está cuantificando, y parte del déficit que se ha ido acumulando desde 2009. Recordó que en 2011 el déficit alcanzó la cifra de 1,4 millones de euros y que ese año se presupuestaron 1,7 millones, aunque «el coste real fue superior en 1,4 millones de euros». En 2012 la subvención consignada se elevó a 2,8 millones, destinando 400.000 euros a reducir el déficit.
En 2013, el montante presupuestado se volvió a elevar a 3,2 millones y, aunque aún no se ha cuantificado el coste real del servicio, mañana, la Junta de Gobierno, aprobará un pago a cuenta del operador de 1,3 millones correspondiente al último semestre del año. El presupuesto para este año también se ha fijado en 3,2 millones. El concejal detalló que el cálculo del déficit acumulado es «complicado» por los diferentes pagos a cuenta que se van realizando a lo largo del año.

Categoría: Logroño

Comentarios cerrados