El sueño se desvanece para la UDL

| 28 enero 2014

Eduardo Ubis, con el brazalete de capitán en ausencia de Ormazabal, porfía con el balón en presencia de un jugador ovetense. / RIOJAPRESS

Nr / Logroño
Lo reconocía sin disimulo Pedro Martínez, presidente de la directiva de la UDL, y lo habían interiorizado muchos seguidores udelistas. El partido ante el Oviedo era el verdadero termómetro para calibrar las opciones del equipo riojano en esta segunda vuelta y el mercurio dejó helados a los jugadores blanquirrojos, directivos y seguidores.
El Oviedo se impuso por 1-4, como en el Tartiere remontando el tanto inicial riojano (esta vez obra de Adrien Goñi, que suma cuatro dianas en la temporada), cortando de raíz el despliegue blanquirrojo. Fue un marcador abultado, por la forma y el minutaje en los que llegó la goleada (el partido entró en su último minuto con 1-2) pero justo con los méritos de blanquirrojos y ovetenses, que vuelven a engancharse a la lucha por la primera plaza tras los tropiezos inesperados de Racing y Ferrol.
Mientras que el Oviedo salió con pulso acelerado de Las Gaunas, sigue cuarto pero con once ya de ventaja sobre los logroñeses, la UDLquedó sedada, toda vez que la semana que viene guardarán descanso y pueden perder hasta cuatro posiciones si todos los resultados le son adversos.
La UDL, como tantas veces esta y la pasada temporada, no pudo hacer bueno el resultado de Mareo (ganó por la mínima a un Sporting B al alza), quedando recluida a una anónima duodécima posición.
Sólo el triunfo hubiera animado el último tercio de competición para los riojanos, que tienen un calendario de cara con nueve partidos (entre ellos el derbi) en Las Gaunas.
Sin embargo, si en los últimos sesenta partidos sólo has sido capaz de encadenar dos triunfos consecutivos en tres ocasiones (en la temporada anterior, con Pepe Calvo al frente, ante Zaragoza By Bilbao Athletic, en las jornadas 5 y 6, y con Osasuna By Peña Sport en la fecha 16ª y 17ª; mientras que este año se hizo en los primeros compases del campeonato ante Ferrol y el filial del Sporting) es difícil poder aspirar a cualquier objetivo pretencioso.
Pedro Martínez, con el análisis de los números en la mano, lamentaba la oportunidad perdida porque «ha sido un palo muy grande» pero confiaba en poder recomponer la moral ante el Burgos, aunque eso será dentro de quince días.
Para esa jornada, en principio no habrá ni altas ni bajas. Llona necesita y demanda un delantero que palíe la poca alegría ofensiva de los blanquirrojos. Pero el gol tiene un precio muy caro en esta categoría y muy pocas garantías de acierto en la inversión a estas alturas del campeonato. Si no hay entradas (la UDL tiene una ficha libre), tampoco habrá salidas.
Sin movimientos, toca recuperar la sostenibilidad defensiva y rentabilazar el acierto de los Ubis, Ardanaz y Goñi, centrocampistas reconvertidos en goleadores.

Etiquetas: , , ,

Categoría: Deportes

Comentarios cerrados