El PSOE alerta que el “tasazo al frío” pone en peligro la industria agroalimentaria y el comercio riojano

| 21 enero 2014

NR/ Logroño

El senador del PSOE por La Rioja Francisco Martínez Aldama ha alertado este martes de que el nuevo impuesto sobre el uso de gases fluorados, lo que ha denominado un “tasazo al frío”, pone en peligro a la industria agroalimentaria y al comercio en general “y al riojano en particular, sobre todo, al vino, al champiñón y las frutas y hortalizas”.

   En rueda de prensa, Aldama ha apuntado que este impuesto fue aprobado por el PP en el último pleno del año pasado, “por lo que ha pasado bastante desapercibido”, y ha entrado en vigor el 1 de enero de este año, con un 33% de su importe total, “para 2015, se prevé el pago de un 66% y, para 2016, el 100%”.

   “Perjudica seriamente la actividad económica e industrial de España y, en particular, de La Rioja”, ha afirmado el senador, para quien “el PP, que se dice el partido de los emprendedores, cada vez se lo pone más difícil”. Este impuesto se incluye en la Ley de Fiscalidad del Medio Ambiente, “pero se explica la urgencia, cuando la UE no obliga por ahora”.

   En concreto, Aldama ha detallado que, con este nuevo pago, “se grava el consumo de este producto, cuando se está usando en la climatización, en los productos refrigerados, congelados y ultracongelados o en el transporte y comercialización de estos productos”, por lo que ha considerado que “los perjudicados, al final, somos todo el mundo”.

   Así, ha apuntado que “los que peor van a tenerlo van a ser las empresas instaladoras, la industria agroalimentaria, el comercio de alimentación, la hostelería y, al final, el consumidor, porque todo este coste va a repercutir en el producto o servicio final”. En concreto, ha calculado que “a una empresa que recargue un kilo de este gas, le cuesta ahora 7 euros, y, con el impuesto, se multiplica casi por 11, hasta 76 euros”.

EJEMPLOS.

   El senador socialista ha puesto varios ejemplos: una empresa instaladora que compre 29 toneladas de gas al año, paga ahora 150.000 euros “y pasará a pagar 1,5 millones”; en el sector alimentario, las tiendas pequeñas pagarán “unos 1.000 euros más” al año, los pequeños supermercados “entre 5.000 y 9.000” y los grandes hipermercados, “más de 9.000 euros al año”.

   “Y todo esto repercutirá en el ciudadano normal, que, por ejemplo, para su aire acondicionado, verá cómo se le van a repercutir unos 65 euros más”, ha afirmado Aldama, quien ha subrayado “la muy negativa repercusión” del impuesto en La Rioja “donde va a hacer mucho daño en el sector agroalimentario, que tendrá más costes y menos competitividad”.

   En esta línea, ha citado las industrias “que son nuestros tres buques insignia del sector primario”, el vino “que usa frío en la fase de fermentación”, con un circuito de refrigeración “que, para recargarlo, tiene un coste de 1.000 euros al año”; el champiñón; y las frutas y hortalizas “que usan frío para su almacenaje y transporte”.

   Por todo ello, ha considerado que “el PP da con esto un nueva vuelta de tuerca más para los emprendedores, una vuelta de tuerca además injusta, porque el mismo día que se aprobó el ‘tasazo al frío’, el PP aprobó eliminar el impuesto sobre los yates de más de 15 metros de eslora para actividades deportivas”. “Se castiga al emprendedor”, ha concluido.

Categoría: La Rioja

Comentarios cerrados