El Papa recibe en audiencia al obispo de La Rioja en visita ‘Ad Limina’

| 24 febrero 2014

EFE/ Roma

El papa Francisco recibió este lunes en audiencia a un grupo de obispos españoles, entre ellos el de la Diócesis riojana, Juan José Omella, en visita “Ad Limina” procedentes de las provincias eclesiásticas de Burgos, Pamplona, Zaragoza, Madrid, Toledo, Mérida-Badajoz, Valencia y Valladolid, informó la oficina de comunicación de la Santa Sede.

Se trata de Francisco Gil Hellín, arzobispo de Burgos; Mario Iceta Gavicagogeascoa, obispo de Bilbao; Gerardo Melgar Viciosa, obispo de Osma-Soria; Esteban Escudero Torres, obispo de Palencia y Miguel José Asurmendi Aramendía, obispo de Vitoria.

También se encontraban en este primer grupo de obispos, Francisco Pérez González, arzobispo de Pamplona y Tudela con el obispo auxiliar Juan Antonio Aznárez Cobo; Juan José Omella Omella, obispo de Calahorra y La Calzada-Logroño; Julián Ruiz Martorell, obispo de Jaca, y José Ignacio Munilla Aguirre, obispo de San Sebastián, señala el Vaticano.

La visita “Ad Limina” de 83 obispos españoles al papa Francisco comenzó hoy y continuará hasta el día 3 con audiencias al primer grupo de prelados, que también se reunirán con los responsables de los distintos dicasterios de la Curia Romana.

Los obispos de las provincias eclesiásticas de Barcelona, Tarragona, Granada, Santiago de Compostela, Oviedo y Sevilla serán recibidos por el papa argentino del 3 al 8 de marzo.

El 3 de marzo, el papa Francisco recibirá a toda la Conferencia Episcopal Española con todos los obispos a los que dirigirá un discurso y se espera que el presidente de la CEE, el arzobispo de Madrid, Antonio Rouco Varela, diga también unas palabras al pontífice.

Se trata de las últimas apariciones de Rouco como presidente de la Conferencia Episcopal Española, ya que próximamente será sustituido en el cargo.

Por otro lado, ésta es la primera visita “Ad Limina” de los obispos españoles al papa jesuita.

La última visita de los obispos españoles se remonta a 2005 (del 17 de enero al 6 de marzo) aunque no terminó como estaba previsto en el programa a causa del empeoramiento de las condiciones de salud del papa Juan Pablo II.

Durante el pontificado de Benedicto XVI, los obispos españoles no hicieron una visita “Ad Limina”, pero el papa Ratzinger estuvo en tres ocasiones en España; en el 2006 en Valencia, con motivo del V Encuentro Mundial de la Familia, en el 2010 en Barcelona y en Santiago de Compostela; y en 2011 en Madrid para la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ).

La visita “Ad Limina Apostolorum” es la que todos los obispos diocesanos deben realizar a “los umbrales de San Pedro y San Pablo”, y se realiza cada cinco años según los cánones 399 y 400, para informar al papa sobre el estado de la diócesis que gobiernan.

Las relaciones diplomáticas entre la Santa Sede y España existen desde el siglo XVI y el 23 de agosto de 1953 España y el Vaticano firmaron un Concordato, ratificado el 27 de octubre de 1979 con el Gobierno democrático.

Según una nota de Radio Vaticano, las tres prioridades de la Iglesia española son hoy la evangelización de la cultura, la transmisión de la fe y la comunión eclesial.

Categoría: La Rioja

Comentarios cerrados