El Naturhouse sufrió más de lo esperado ante el Villa de Aranda

| 24 febrero 2014
El Naturhouse se impuso al Villa de Aranda. /JULIO CALVO

El Naturhouse se impuso al Villa de Aranda. /JULIO CALVO

EFE/ Logroño

El Naturhouse La Rioja sumó este domingo un triunfo ante el Villa de Aranda por 36-31, con el que sigue adelante en su lucha por el segundo puesto, aunque ha sufrido más de lo que indica el marcador ante un rival que no se ha venido abajo en ningún momento y que se ha acercado en el marcador en la recta final.

El Naturhouse no hizo un buen primer tiempo porque enfrente se encontró a un rival motivado, efectivo y que cometió pocos errores, con lo que al menos antes del descanso dio la sorpresa y se mantuvo en el partido.

Porque en treinta minutos los burgaleses fueron capaces, sobre todo, de creer en su propio juego y no tener ningún complejo ante un rival muy superior en la clasificación pero muy “frío” desde el inicio del partido.

El conjunto burgalés supo aprovechar los errores defensivos de los riojanos y llegó a ir varias veces por delante en el marcador, con cortas rentas, aupado por Oswlado dos Santos y Sladic, muy efectivos y con calidad para mover a todos sus compañeros.

El Naturhouse, por su parte, encadenaba errores y buenas acciones y eso le bastaba para no ponerse nervioso, porque el marcador tampoco le era muy desfavorable; pero a cinco minutos del descanso, con el Villa de Aranda por delante (13-14) el equipo riojano despertó.

En primer lugar optó por cerrar su defensa y jugar en ataque con Rubén Garabaya y Ángel Romero, que eran casi imposibles de defender por sus rivales; Eilert en el lanzamiento exterior hizo el resto para que los riojanos llegaran ya destacados al descanso (18-15).

Seguidamente, en los primeros minutos del segundo tiempo, el Naturhoouse sentenció a su correoso rival, desesperado porque todo su esfuerzo anterior se venía abajo.

Pero la diferencia de potencial entre uno y otro es más que evidente y, por eso, en cuanto la defensa riojana se ajustó la diferencia en el marcador se agrandó (26-18 a los diez minutos).

Y de nuevo, con el partido ganado, el Naturhouse volvió a perder fuelle, porque sabía que no necesitaba mucho más para cumplir su objetivo de ganar y mantenerse en la pelea por le segundo puesto.

Eso permitió al Villa de Aranda acercarse se nuevo en el marcador (33-31 a tres minutos del final) y volver a creer en que podía lograr dar la sorpresa en Logroño.

Pero ahí terminó todo para el conjunto arandino, porque el Naturhouse no volvió a fallar más.

Categoría: Deportes

Comentarios cerrados