El Murillo abre este sábado las semifinales ante el Alcobendas en la Copa de la Reina de Voleibol

| 31 enero 2014

NR/ Logroño

El Feel Voley Alcobendas se convirtió  este viernes en el segundo semifinalista de la Copa de la Reina de Voleibol tras ganar por 2-3 al Ibsa Gran Canaria, que ha visto como las madrileñas remontaban cuando tenían todo en contra.

El Gran Canaria ganaba por dos sets a cero y por 5-1 en el tercero, se creyó ya vencedor y no supo ver la capacidad de reacción de su rival, que fue a más hasta el final y mereció el triunfo.

El equipo canario llegaba a Logroño como uno de los candidatos a ganar la Copa no solo por su marcha en la Superliga, donde es cuarto, sino por los recientes fichajes de las internacionales venezolanas Genesis Francesco y Luz Delfines.

El Alcobendas demostró al inicio demasiado respeto por su rival, no solo por la presencia de esas dos jugadoras y de la veterana Magaly Carvajal -muy efectiva en la red junto a Diana Sánchez-, sino también por la reciente derrota ante este mismo equipo en la Liga.

Así, los dos primeros sets se sucedieron con una superioridad clara de las canarias, que primero empezaron con una distancia clara (16-10 y 25-19 al final) y en el segundo parcial mantuvieron una trayectoria similar (16-11, 25-21).

El equipo de Alcobendas no se encontraba a sí mismo y sus mejores jugadoras, como Ana Muller o Mireya Delgado parecían descolocadas, frente a un rival liderado por las dos venezolanas.

El tercer parcial tuvo un inicio similar (5-1) pero el técnico del Alcobendas, Hugo Gottuzzo, decidió que algo tenía que cambiar; dio protagonismo a jugadoras como Eleizaga o Unzué y su equipo empezó a ir a más y, sobre todo, a cometer menos errores.

Empató primero (9-9) y con remates mucho más precisos que su rival logró adelantarse con claridad (13-17) para ganar el parcial ante un Gran Canaria que empezaba a tener nervios y a fallar muchos remates.

Porque no contaba conque las jóvenes madrileñas mantuvieran el tipo en cuarto set, en el que de nuevo las canarias empezaron por delante (10-8) pero fueron incapaces de lograr una renta cómoda y acabaron cediendo el empate con un apretado 22-25.

Esa igualdad deparó que los dos equipos afrontaran el quinto set de forma muy diferente, con la moral al máximo el Alcobendas y demasiado nervioso el Gran Canaria.

Fruto de ello el equipo madrileño se colocó por delante (4-8) y ya no perdió la iniciativa, con lo que completó la sorpresa de la primera jornada de Copa, que este sábado tratará de repetir ante el gran favorito al título, el Embalajes Blanco Tramek Murillo. La otra semifinal la disputarán el Iruña y el Valeriano Allés de Menorca

Momento del partido entre el Valeriano Allés contra el Barça. /INGRID

Momento del partido entre el Valeriano Allés contra el Barça. /INGRID

, que se impuso este viernes al Barça por 3-1.

Categoría: Deportes

Comentarios cerrados