El Gobierno de La Rioja regula la formación de los profesionales y vendedores de productos sanitarios para obtener el carné de capacitación

| 31 enero 2014
El portavoz del Gobierno riojano se dirige a dar cuenta de los acuerdos. /NR

El portavoz del Gobierno riojano se dirige a dar cuenta de los acuerdos. /NR

NR/ Logroño

El Consejo de Gobierno ha aprobado este viernes el decreto por el que se regulan los cursos de capacitación dirigidos a profesionales y vendedores de productos fitosanitarios en La Rioja para que puedan obtener el carné que acredite los conocimientos apropiados para ejercer esta actividad. 

Esta certificación será un requisito obligatorio a partir del 26 de noviembre de 2015 para este colectivo, en el que se incluye a operadores, técnicos, empresarios o trabajadores vinculados fundamentalmente al sector agrario, con el propósito de minimizar los riesgos que puedan derivarse del uso incorrecto de los plaguicidas, en especial para la salud humana. 

                Los fitosanitarios son elementos muy necesarios para la producción agraria, dado que es un sector con una especial importancia en el desarrollo económico y social de la comunidad autónoma (aporta el 5,4% del PIB regional), ya que contribuye de forma decisiva a evitar los problemas que generan las plagas que afectan a los cultivos. 

No obstante, tanto la normativa europea como la española abogan por un uso racional de estos productos para preservar la salud pública y evitar efectos nocivos en el medio ambiente (flora y fauna silvestre). Este carné de capacitación es imprescindible para estar inscrito en el Registro de Oficial de Productores y Operadores de productos fitosanitarios. 

La regulación de los cursos de formación pretende aumentar la capacitación de los usuarios de los productos fitosanitarios, en concreto, en cuestiones relacionadas con la vigilancia y cumplimiento de la reducción de riesgos y los efectos del empleo de los plaguicidas en la salud humana y el medio ambiente, así como en otros asuntos vinculados con la comercialización y el uso racional y sostenible. 

                La Dirección General de Investigación y Desarrollo Rural será la encargada de supervisar las actividades formativas que podrán impartir organismos, instituciones o entidades con el fin de asegurar la difusión adecuada de los conocimientos y que la expedición de los carnés profesionales responda a los fines que se persiguen. 

                La nueva regulación establece cuatro niveles de capacitación: básico, cualificado, fumigador y piloto aplicador, en función del uso y de la manipulación que hagan de los productos fitosanitarios. Los carnés profesionales para utilizar productos fitosanitarios tendrán una validez de 10 años. 

Las universidades, centros docentes, empresas u otros organismos públicos o privados que deseen impartir estos cursos deberán detallar con al menos 45 días de antelación a la Dirección General de Investigación y Desarrollo Rural los objetivos del curso, el programa que van a impartir, el nivel de capacitación, el lugar, las fechas, las horas lectivas y el número de alumnos, que no podrá superar la cifra de 40 en cada curso. La Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente pondrán a su disposición el modelo de solicitud para la homologación de los cursos de formación y se encargará de expedir los carnés de capacitación.

Categoría: La Rioja

Comentarios cerrados