El comercio riojano cayó en 2013, pero se inicia una «tímida recuperación»

| 30 enero 2014

 

Desde la Cámara de Comercio «quieren ser optimistas», y se ‘agarran’ a la frenada de la caída que se registró en noviembre con el aumento del consumo tras 30 meses de bajada

 

Bárbara Moreno / Logroño

Con las cifras ya cerradas de la tasa anual del Índice General del Comercio Minorista del año 2013, se puede constatar que el consumo también cayó en La Rioja en el año. Si bien, los comerciantes prefieren agarrarse al punto de inflexión que trajo noviembre con un ligero aumento del consumo rompiendo así con la tendencia negativa de los 30 meses anteriores. Así las cosas, como ya intuían, los últimos dos meses del año de crecimiento del consumo no han podido compensar la media anual, pero, lo que destaca el director de la Cámara de Comercio, Florencio Nicolás, es que «se ha frenado la caída».

En cifras, La Rioja cerró el año con una caída del consumo del -3,3% (respecto al año 2012). La novena donde más cayó, pero ligeramente mejor que la media nacional (-3,9%). Y lo que más se ha reducido ha sido la venta de alimentos.

Por otro lado, los datos de diciembre se estabilizaron y aumentaron las ventas en un tímido 0,1%. En 11 comunidades autónomas crecieron las ventas en este mes. Y, la media española se quedó igual, con un 0 de movimiento.

Nicolás destaca la estabilidad de diciembre, y, a partir de ahora, son optimistas, en realidad, «queremos ser optimistas», detalló, porque al menos las ventas no están cayendo y creen que se puede reflejar, «el inicio de una tímida recuperación».

Se mantiene el empleo

Lo que sí quieren destacar desde la Cámara de Comercio, es el esfuerzo que el sector está haciendo por mantener el empleo. Los datos hecho públicos ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE) muestran cómo la ocupación o el empleo en el comercio riojano ha descendido un -1,1% a lo largo de todo el año (mientras que la venta cayó ese -3,3%). Y la media nacional ha tenido una pérdida de puestos de trabajo de -1,9%. Nicolás apunta que incluso cuando en La Rioja los datos de venta han ido peor que la media nacional, se ha destruido menos empleo.

Por modos de distribución las ventas fueron negativas en todas las superficies, y la que más sufrieron fueron las empresas unilocalizadas (-5,5%), y las que menos, las grandes cadenas (–0,4%). Aun así, el pequeño comercio es precisamente el que más ha mantenido el empleo.

Etiquetas:

Categoría: La Rioja

Comentarios cerrados