El Centro de Minusválidos de Lardero y Consejería de Empleo colaboran en la formación para favorecer la inserción de los usuarios del centro

| 19 febrero 2014
Autoridades y personal del centro visitan uno de los talleres donde trabajan alumnos./NR

Autoridades y personal del centro visitan uno de los talleres donde trabajan alumnos./NR

NR/ Logroño

El Centro de Recuperación de Minusválidos Físicos (CRMF) de Lardero y la Consejería de Industria, Innovación y Empleo del Gobierno de La Rioja han firmado este miércoles  un convenio de colaboración para el desarrollo, ejecución y acreditación de acciones formativas en el centro dependiente del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

   En el acto han participado el Delegado del Gobierno en La Rioja, Alberto Bretón; el Consejero de Industria, Innovación y Empleo del Gobierno de La Rioja, Javier Erro; la directora del CRMF de Lardero, Sagrario Loza; y el Director General de Formación y Empleo, Luis García del Valle.

   El objetivo es favorecer la inserción laboral de los usuarios del centro de Lardero y homologar las especialidades formativas y la certificación profesional con el mismo sistema que el del resto de trabajadores.

   En el marco de este convenio se contemplan acciones formativas en especialidades como grafista maquetista, administrador de servidores y páginas web, diseñador multimedia y auxiliar de floristería, entre otros. Cursos que según su temática, varían entre las 100 y las 600 horas de duración.

   Bretón ha destacado tras la firma la importancia de este acuerdo “que favorece aún más la inserción laboral”. “El pasado año este tipo de contratos se incrementaron un 13% en nuestro país, que obedece en gran medida al mantenimiento de las bonificaciones previstas para el fomento de las contrataciones de personas con discapacidad y al refuerzo de las medidas de acción positiva en el acceso al empleo público”, ha dicho.

   También ha alabado la labor “que vienen realizando cada vez más empresas en base a la responsabilidad corporativa que están concienciadas con la inclusión laboral, es necesario que apuesten por este tipo de contrataciones para colaborar en la erradicación de las situaciones de vulnerabilidad”.

   Por su parte, Javier Erro ha destacado que el objetivo de esta colaboración es mejorar las posibilidades de acceso al empleo de los trabajadores discapacitados, colectivo prioritario para el Gobierno riojano, “mediante una formación oficial que acredita la capacitación del trabajador,  mejorando la inserción laboral de las personas con discapacidad física”.

   Para ello se apuesta por la formación profesional oficial que responde a Certificados de Profesionalidad, es decir, a un título oficial que acredita la formación recibida, “para que tengan el mismo sistema de acreditación y las mismas oportunidades que el resto de los trabajadores”.

   En este sentido, el consejero de Empleo ha subrayado “que los Certificados de Profesionalidad acreditan la competencia de un profesional para el desarrollo de una actividad concreta y suponen un instrumento eficaz a la hora de buscar trabajo”.

   Además, gracias a este convenio, el CRMF de Lardero se suma a las entidades colaboradoras con el Gobierno riojano en materia formativa, homologadas para que los alumnos que superen con éxito las acciones formativas puedan recibir un diploma expedido por la Autoridad Laboral.

   Javier Erro ha reconocido la labor que se realiza desde este Centro para favorecer la inserción laboral de las personas con discapacidad física, “ya que les ofrece una formación personalizada y un acompañamiento determinante para mejorar sus oportunidades de acceder a un empleo”.

COLABORACIÓN.

   El Gobierno riojano colabora con el CRMF desde el año 2000 para que los alumnos del Centro de Lardero puedan acceder a la homologación de dichos cursos y, por lo tanto, a la obtención del Certificado de Profesionalidad.

   Concretamente, en el periodo 2012-2013, 26 alumnos del Centro superaron con éxito su formación y han obtenido la acreditación oficial en alguna de las siguientes profesiones: grafista-maquetista, informática de usuario, auxiliar florista, diseño web y multimedia o administrador de servidores y páginas web, entre otras.

   El Centro de Recuperación de Personas con Discapacidad Física de Lardero (CRMF) es uno de los seis centros públicos que existen de este tipo en España.

   Disponen de unas instalaciones y profesionales adecuados para facilitar la integración socio-laboral de aquellas personas que por accidente, enfermedad, causas congénitas o adquiridas, tienen una discapacidad física y/o sensorial que les impide recibir una atención recuperadora en centros ordinarios.

   Su labor se basa en dos ejes de acción, una función formadora y otra recuperadora de la persona con el objetivo de conseguir la máxima autonomía para facilitar su integración socio laboral.

   En el área recuperadora se realizan tratamientos como logopedia, terapia ocupacional, psicológico, enfermería y servicios sociales; mientras que del lado formador se incide en el ámbito de la capacitación con cursos como los que atañen a este convenio: informática, arte floral, diseño gráfico o sistemas multimedia, entre otros.

Imprimir

Categoría: La Rioja

Comentarios cerrados