Cuatro victorias y algo más

| 26 febrero 2014

Rojas, por los suelos tras un roce con un jugador ourensano. La SDLcerrará la temporada en O Couto. / INGRID

Nr / Logroño
La SDL sigue pagando la mala racha de final de primera vuelta, prologada hasta la quinta jornada de la segunda vuelta, en la que puso fin a su ayuno de victorias ganando al Zamora en Las Gaunas. De este triunfo viven todavía los blanquirrojos, que conviven desde hace dos meses con los puestos de descenso aunque por ahora sacan la cabeza a flote.
Sin embargo, la realidad dista mucho de ser plácida para los de Abadía que tienen un calendario complicado para acercarse a los 41 puntos que, en una liga de 19 equipos, puede dictar la permanencia en la categoría.
La lucha por la salvación incumbe a siete equipos aunque, el último de ellos, la UDL, tiene un margen mayor de error (los logroñeses suman 32 puntos, uno menos que la Cultural, ajeno a esta contabilidad). El Noja, último, está desahuciado aunque matemáticamente sigue teniendo opciones.
De todos, es la SDLy el Celta B (líder de las primeras jornadas y que sólo ha logrado dos puntos de los últimos 21 en juego) los que peor calendario tienen, con un partido menos que el resto (Noja, Caudal o Tropezón ya han guardado la jornada de descanso) y con sólo cuatro citas ante su público.
Precisamente, los de Abadía principiarán sus finales en Las Gaunas dentro de dos fines de semana ante el Celta B. Toca ganar, sí o sí, a los celtiñas al igual que al Sporting B, Noja y UDL, en la penúltima jornada.
Pero aún ganando estos encuentros, los blanquirrojos no alcanzarán la barrera psicológica de los 41 puntos.
Necesitan algo más y las salidas no serán propicias. Este sábado (con Mandaluniz y Moya aún en duda) toca Santiago, con un Compostela que sigue en la zona baja y que en la primera vuelta empató con los blanquirrojos.
Le seguirá A Malata, feudo del Ferrol, tercer clasificado por ahora, y más tarde el Tartiere, ante un Oviedo que sigue soñando con la primera plaza (y que se impuso 1-2 en Las Gaunas). Después llegará el parón obligado para reanudar la liga en El Plantío, ante un Burgos que por ahora marcha quinto, para cerrar la competición a efectos foráneos en Tanos, campo del Tropezón, y en O Couto, feudo del Ourense que nada se jugará en la última jornada aunque los gallegos bien podrían estar por la labor de ayudar al resto de equipos de su territorial.
Los riojanos necesitan sumar, al menos, trece puntos más y confiar que ni Celta B(que tiene que jugar con Racing, este domingo, Ferrol, Oviedo y Burgos, entre otros) niCoruxo reaccionen.
A priori, parece este último la amenaza más peligrosa. Los riojanos principiaron la liga en O Vao con derrota, empatando en el arranque de la segunda vuelta, por lo que tienen entregada la diferencia de goles. Además, el cuadro vigués tiene dos partidos menos que la SDL, al haber guardado el preceptivo descanso y tener aplazado su encuentro con el Oviedo.
Del resto de aspirantes, el Caudal puede quedar descartado este domingo mientras que está por ver cuál es la capacidad de sorpresa de un Tropezón que ha huido por el momento de descenso aunque para muchos sea el primer candidato, tras el Noja, para bajar a Tercera.

Etiquetas: , , ,

Categoría: Deportes

Comentarios cerrados