Cuando sólo vale ganar

| 9 marzo 2014

Metola da salida al balón pese a la presencia de Iñaki Toledo. / INGRID

Nr / Logroño

La SDL juega, desde hace varias jornadas, sin red. Tras sumar sólo cinco puntos en esta aciaga segunda vuelta, a los de Agustín Abadía no les queda otra que volver a sumar de tres en tres (Las Gaunas, 17 horas)para confiar en una permanencia tranquila.
El domingo llega a Logroño un rival directo, el Celta B. Las necesidades de la SDL le obligan a ganar. Todo lo que no sea sumar los tres puntos, será un castigo; empatar es una condena y caer derrotado, opositar a jugar el próximo año en Tercera.
Poco amigo de poner calificativos altisonantes, Abadía recuerda que «todos los partidos son finales». «Finales sólo hay una. Es un partido muy importante, eso sí, por lo que trataremos de hacer todo lo posible para ganar el partido».
«Es cierto que el Celta B está en una situación parecida a nosotros», completaba, «pero no me preocupa lo que ha hecho ni en qué momento vienen. Estamos centrados en nuestro trabajo y en hacer un buen partido».
En este delicado momento de la temporada, el técnico de Binéfar se ha quedado sin fondo de armario. Jorge Herreros, Olavarrieta, Mario León, Salazar y Miguel son bajas, al igual que el sancionado Gonzalo. De esta forma, son 16 los jugadores disponibles para el domingo, incluido Moya, aunque no está al cien por cien. Para el choque de mañana, el técnico blanquirrojo deberá hacer un descarte para dar cabida a Ricardo Osés, el portero juvenil que será suplente una vez que Mandaluniz está recuperado.
Aunque la zozobra sacude a los aficionados de la SDL, Abadía tiraba de optimismo, sabedor de que el derrotismo no ha hecho mella en su vestuario:«Los jugadores están preocupados, como lo estamos todos, pero están responsabilizados. Una de nuestras mayores virtudes ha sido recomponernos al domingo siguiente. Lo hemos hecho y esperamos volver a hacerlo».
Está por ver cómo afectan las bajas en la parcela de ataque, donde Olavarrieta y Herreros no estarán disponibles y Javi Torres, que lleva cuatro meses de ayuno, será el ‘9’ de Abadía.«Se necesitan goles y yo tengo confianza en Javi Torres. Está trabajando bien y espero que le vuelva la confianza. Lo veo muy concentrado y con ganas de ayudar».
ElCelta B, que el pasado domingo adelantó a los riojanos, llega a Logroño con las bajas de Pablo Crespo, en defensa, y de Aitor. Para Abadía, los celtiñas son, como todos los filiales, «un buen equipo, que hace un fútbol al estilo Barça aunque con el mediocentro no tan defensivos y con los interiores no tan marcados. De medio campo hacia adelanta están muy sueltos», se despedía.

Etiquetas: , , ,

Categoría: Deportes

Comentarios cerrados