Aumenta un 53% el número de menores atendidos por la violencia de género que sufren sus madres

| 6 febrero 2014

Programa ApoyameNR/ Logroño

El Programa Apóyame, que desarrolla el Centro Asesor de la Mujer, atendió en 2013 a 58 menores expuestos a la violencia de género que han sufrido sus madres, lo que supone un 53 % más que el año anterior, que fueron 38, ha afirmado este jueves el consejero de Salud y Servicios Sociales, José Ignacio Nieto.

Nieto y la directora general de Servicios Sociales, Carmen Corral, han presentado, en un encuentro informativo, el balance del año pasado de este programa, que se ha consolidado desde que su departamento lo puso en marcha en 2011, en el que atendió a 36 menores.

Ha destacado la importancia de atender a estos niños víctimas y testigos para romper con la transmisión intergeneracional de la violencia machista y educarles en valores.

“Se trata de niños que han sido testigos y víctimas de los malos tratos que han sufrido sus madres y que han vivido situaciones continuas de violencia, control y opresión, lo que tiene un impacto negativo en su crecimiento y bienestar”, ha asegurado.

Sus datos indican que siete de cada diez niños atendidos presentan algún tipo de sintomatología relacionada con estados depresivos y de ansiedad, como miedos y preocupaciones.

Este programa forma parte de la “completa” red de recursos de la Consejería para abordar de forma integral la violencia de género y que incluye actuaciones de atención, información y acogida para las mujeres afectadas y sus hijos menores, como en este caso.

El Programa Apóyame se centra en menores de entre 6 y 17 años y busca tratar los síntomas emocionales, de comportamiento, sociales y cognitivos que hayan podido producirse en los niños a consecuencia de estas experiencias para reforzar su autoestima, mejorar sus habilidades sociales, eliminar mitos y creencias y rehacer sus esquemas cognitivo, ha explicado.

Nieto ha incidido en que se busca romper con la transmisión intergeneracional de la violencia de género para evitar que en el futuro, cuando sean adultos, repitan el modelo de una relación de pareja basada en el abuso de poder y la desigualdad o que ellos mismos repliquen comportamientos violentes hacia su madre, para lo que se apuesta por una vinculación positiva hacia la madre.

El programa consta de sesiones individuales, con una duración de entre una y dos horas y en las interviene un psicólogo, una educadora y una trabajadora social; y, en ocasiones, se celebran también sesiones grupales en las que participa la madre.

Los menores, una vez finalizada la intervención, se incorporan a un programa de seguimiento, que realiza contactos esporádicos para determinar si existe la necesidad de reforzar la intervención o se da por terminada al haberse cumplido de forma plena sus objetivos.

Los técnicos del Centro Asesor de la Mujer realizaron el año pasado 11 seguimientos a menores intervenidos en el 2012 en el Programa Apóyame.

Nieto ha calificado como “clave” el trabajo de este programa en materia de tratamiento y de prevención y se ha referido a la bolsa oculta de menores expuestos a violencia, que el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad cifra en uno de cada diez niños españoles.

“El reto es llegar a esos niños cuyas madres no acuden a ningún servicio y, por eso, ni ellas ni sus hijos reciben atención”, según el consejero.

Ha señalado que, desde hace varios años, el Gobierno de La Rioja tiene puesto en marcha un protocolo “muy serio y consolidado”, de carácter multidiciplinar, que indica las pautas de actuación en este tipo de casos que son detectados a través de los sistemas educativo y sanitario.

Corral ha añadido que, en ocasiones, no se denuncian casos de maltrato, pero los menores y sus madres son derivados a estos programas a través de los sistemas sanitario o educativo.

Ha precisado que, en la mayoría de los casos de violencia de género, suele haber menores, a quienes, en ocasiones, el agresor les hace partícipe de esa agresión al transmitirles determinados mensajes sobre su madre.

Ha recordado que el Gobierno de la Rioja ofrece a las personas que sufren la violencia de género el teléfono de información y apoyo 016, que es gratuito no deja huella en la factura ni en el registro de llamadas; y el Centro Asesor de la Mujer, que ofrece una atención integral tanto a las mujeres como a sus hijos.

Etiquetas: , ,

Categoría: La Rioja

Comentarios cerrados